Valencia construyó una carretera en L' Albufera por donde no cabían las cosechadoras de arroz

El PP critica que las obras de la CV-500 son una “chapuza” que pagan vecinos y agricultores

El diseño de la CV-500, principal vía de comunicación del Saler y los pueblos al sur de la ciudad, no contó con que por esta carretera tendrían que pasar las cosechadoras para recoger el arroz que se cultiva en el parque natural del L' Albufera de Valencia. “Estas máquinas no pueden pasar y bloquean el paso”, apuntan desde el PP.

Los populares señalan que este es el enésimo error en la planificación de unas obras que se hicieron sin tener en cuenta las alegaciones de agricultores, vecinos y hosteleros. La concejala del PP del Ayuntamiento de Valencia, Julia Climent, ha lamentado que ahora tengan que realizarse modificaciones sobre esta carretera, ya que genera un importante coste económico y nuevas molestias para los usuarios.

“Que dejen de gastarse el dinero de todos en obras en la CV-500 que provocan inseguridad y atascos de tráfico”.

Recuerda además que no es la primera vez que se ven obligados a rehacer obras en la CV-500. “Ya sucedió con el semáforo del puerto del Saler donde se quedó un camión atascado, paso también con los cojines berlineses que colocaron y que tuvieron que eliminar por la inseguridad que provocaban, y ha sucedido en esta misma rotonda de acceso al El Palmar en la que han tenido que hacer y rehacer varias obras”.