Goirigolzarri insiste en que el FROB no ha intervenido en la operación y no ha impuesto condiciones

Considera “normal” que quiera un puesto en el Consejo. Tras la fusión, el Estado retrendrá el 16% de la entidad resultante

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, confía en que el FROB continúe manteniéndose al margen de las decisiones que tome la futura entidad que nazca de la fusión de Bankia y Caixabank. “En todos estos años Bankia no ha tenido intervención y tenía 61 por ciento del capital". Considera que ahora, cuya representación es del 16%, no va a producirse cambio alguno ya que, además, deja de ser el principal accionista. “Lo único que supone es una responsabilidad adicional. Responsabilidad con la sociedad, clientes, empleados y accionistas”.

Ha respondido sobre el hecho de que el Estado quiera, a través del FROB, tener un puesto en el Consejo. Goirigolzarri ha explicado que es normal que quieran estar al tanto de la gestión al no ser ya los primeros accionistas.

Además, ha querido dejar claro que no ha intervenido “en absoluto” en el proceso de negociación y por tanto, “no ha impuesto condiciones”, ni siquiera en el asunto referente al ajuste de la plantilla. Su trabajo ha comenzado cuando recibe la información detallada del consejo de Bankia, de acuerdo con el protocolo de comunicación. “A partir de este momento, decantará su posición en la Junta General”.

El FROB no ha participado en el consejo de Bankia en todos estos años pese a ser el primer accionista para lanzar un mensaje de gestión independiente y profesional, y “no ha habido injerencia política alguna”.

En cualquier caso, ha remarcado que el FROB tiene una política muy “market friendly” y orientada a crear valor para el accionista y muy profesional. En su opinión, no cree que vaya a modificarla ni que quieran elevar su porcentaje en el capital.

Sobre el rescate recibido por la entidad, ha insistido en que esta operación permitió estabilizar el sistema financiero y que no se trató de salvar a los banqueros o a las personas que trabajan en ella, sino que se consiguió salvar a los depositarios.

Sobre el caso de la participación del 4,87% que controla CaixaBank en Telefónica, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado que de momento “no habrá cambios”, aunque también ha destacado que la entidad fusionada tendrá un nuevo consejo con un tercio de nuevos miembros, que tendrán que valorar todas las participaciones.

Reestructuración de plantilla

Sobre el ajuste de la plantilla que provocará la consolidación de la fusión, no han querido adelantar el número de trabajadores que puede verse afectados. Cortázar sí ha indicado que la estrategia no pasa obligatoriamente por realizar prejubilaciones, “vamos a tratar de ser creativos".

Tampoco han avanzado sobre la manera en la que se va a trabajar en el día a día. Goirigolzarri ha recordado que hasta ahora él ha mantenido su oficina en Madrid pero todas las semanas viajaba a Valencia.