Los MIR estallan tras 60 días de huelga en Valencia: “Sanidad bloquea la negociación”

El colectivo de Médicos exige una reunión con el presidente Ximo Puig ante el “silencio” de la Conselleria en dar soluciones

El colectivo de Médicos Interno Residentes (MIR), en huelga desde hace sesenta días para pedir una mejora en sus condiciones laborales, ha criticado la “falsa negociación” que están llevando a cabo con la Conselleria de Sanidad y ha asegurado que se les ha convocado para esas reuniones porque han “denunciado” a Sanidad.

La Asociación MIR España (AME) en la Comunitat Valenciana ha manifestado que el comité de huelga ha remitido una nueva carta al president de la Generalitat, Ximo Puig, quien, “ante una primera petición de reunión con él, contestó que era Conselleria quien negociaría”.

“Apelamos a Puig, ya que su consellera sigue bloqueando la situación”, han asegurado y han anunciado que también van a convocar a los tres partidos del Pacto del Botànic a una reunión conjunta, porque no entienden “cómo un gobierno progresista como el que se supone que hay en la Comunitat Valenciana niega la oportunidad de una negociación real por los derechos -de los MIR- y por mejorar la sanidad”.

Este viernes se cumplen 60 días desde que los médicos internos residentes de la Comunitat Valenciana iniciaran una huelga para mejorar sus condiciones laborales y, durante este tiempo, solo han mantenido tres reuniones oficiales con la administración sanitaria. Desde la primera, donde Carmen López, directora general de Recursos Humanos, “negara su legitimidad para llegar a acuerdos”, se pasó a un “silencio administrativo”.

Posteriormente, el Sindicato Médico CESM-CV denunció a la Conselleria por vulneración del derecho fundamental de huelga porque, tras más de un mes, seguían sin ser convocados de forma oficial, y tras admitirse la denuncia a trámite el 1 de septiembre, el comité de huelga fue convocado a una segunda reunión el 5 de septiembre.

Durante ese segundo encuentro, según el comunicado, se llegaron a “algunos puntos de encuentro”, desde la Conselleria “se comprometieron a hacer cumplir la ley”, les dieron un día libre por cada guardia de festivo y la conciliación familiar como al personal estatutario y aceptaron la creación de un órgano supervisor.

La tercera y última cita hasta el momento se produjo el pasado martes día 15 “pero a pesar de reunirse de nuevo durante más de 4 horas, no se llegaron a nuevos puntos de encuentro. Dijeron que iban a estudiar mejor las reivindicaciones que por fin pudimos explicarles en detalle, y esperábamos conseguir más derechos para el colectivo, pero la propuesta de acuerdo que nos han entregado básicamente era lo mismo que se habló la semana anterior, y es totalmente insuficiente”, ha criticado Cristian Herrera, miembro del comité.

Herrera ha explicado que ese mismo martes se hizo público que en Madrid se va a conceder el descanso del lunes tras la guardia de 24 horas de sábado. “Es una de nuestras principales reivindicaciones, implica no trabajar a diario durante dos semanas seguidas. Sin embargo, Conselleria se niega en rotundo a concederla, parece que no les importe que atendamos a la gente agotados”, ha añadido.

El comité de huelga ha afirmado que la última reunión fue “una pantomima, una maniobra de desgaste y una manera de defenderse ante el juicio por vulneración del Derecho Fundamental a Huelga que se iniciará el próximo 29 de septiembre”.