El cardenal Cañizares preside en la Catedral de Valencia la ordenación de diez nuevos diáconos

La ordenación ha cumplido con las medidas sanitarias y se ha retransmitido en director por el canal de Youtube

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido esta mañana en la Catedral la ordenación de diáconos de un total de diez seminaristas de la diócesis en el transcurso de una eucaristía que se ha celebrado cumpliendo todas las medidas sanitarias, de prevención y límite de aforo con motivo de la pandemia.

Los seminaristas que han recibido la ordenación diaconal proceden del Seminario “La Inmaculada” de Moncada (3), del Colegio Corpus Christi “El Patriarca” (3) y del colegio seminario de la Presentación y Santo Tomás de Villanueva de Valencia (4).

Así, del Seminario “La Inmaculada” figuran Lucas Blanes Benimeli, de la parroquia Cristo Rey, de Gandia; José Forner Expósito, de la parroquia Nuestra Señora del Lluch, de Alzira; y Sergio Pelarda Caurín, de la parroquia Santa Catalina mártir, de Vilamarxant.

Por su parte, del Colegio Seminario “El Patriarca” proceden los seminaristas Carlos Camallonga Borreguero, de la parroquia de la Inmaculada Concepción, de Anna; Eloy Costa Pedrós, de la parroquia San Bartolomé Apóstol, de Xàbia; y Vicente M. Planells Jarmolich, de la parroquia San Pedro Apóstol, de Tavernes de la Valldigna.

Finalmente, del Colegio de la Presentación y Santo Tomás de Villanueva, los seminaristas que serán ordenados diáconos son: Manuel Monteagudo Sillero, de la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados, de Paterna; Santiago Piñeiro Mollá, de la parroquia San Francisco Javier, de Valencia; José María Saorín Serna, de la parroquia Santa Teresa de Jesús, de Valencia; y Catalín Tantan, de la parroquia Nuestra Señora de la Paz, de Villar del Arzobispo.

El diaconado, que es el paso previo a la ordenación sacerdotal, posibilita que los diáconos, a partir de su ordenación, puedan predicar la palabra de Dios y presidir la celebración de los sacramentos del Bautismo y del Matrimonio así como servir en el altar y ser ministros de la Comunión y presidir las exequias y bendiciones.

En la celebración, todos los diáconos han sido revestidos con estola y dalmática y han recibido la imposición de manos por el Arzobispo. Igualmente, se les ha hecho entrega del libro de los Evangelios, según explica el rector del Seminario La Inmaculada, Fernando Ramón.

Por lo que respecta a las restricciones con motivo de la pandemia por el Covid-19, el aforo de la Catedral se ha reducido a 270 personas contando los celebrantes y la misa ha podido seguirse en directo  por streaming a través del Canal Youtube de la Catedral.  Asimismo, algunas parroquias de los seminaristas que han recibido la ordenación diaconal han instalado una pantalla en el templo, como es el caso de Vilamarxant, para que los fieles siguieran la celebración.