Las universidades implantan un sistema de control de las aglomeraciones

Elaborada por la UPV, ha sido puesta a disposición del resto de universidades

Las universidades públicas valencianas han acordado implantar una herramienta tecnológica para el control de aglomeraciones y trazabilidad de contagios por la covid-19 en todos los campus.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, y los rectores de las universidades públicas valencianas han determinado esta iniciativa durante una reunión por videoconferencia para hacer balance del inicio de curso y coordinar las acciones que se lleva a cabo en cada campus.

Según un comunicado de la Generalitat, la consellera ha destacado que “una vez más las tecnologías se ponen al servicio de las personas, de forma que facilitan el día a día en un escenario marcado por la pandemia, al tiempo que permite que el alumnado valenciano pueda acudir a clase con seguridad”.

También ha resaltado “el alto nivel de las universidades públicas valencianas en investigación y desarrollo de tecnologías, como en este caso, y la coordinación y colaboración de todas ellas con la conselleria”.

Elaborada por la Universitat Politècnica de València (UPV), esta herramienta está desarrollada mediante tecnología abierta y ha sido puesta a disposición del resto de universidades con la finalidad de facilitar la gestión de afluencia de personas y, además, poder hacer un seguimiento de los que han tenido contacto con alguien que pueda dar positivo.

Además, la Conselleria y las universidades también han acordado la implantación de un sistema de análisis de aguas residuales por sectores que permitirá detectar focos de posibles contagios, en el caso de que se produzcan.

Durante el encuentro también se ha hecho referencia al Fondo COVID que se destinará a las universidades públicas valencianas, que asciende a 25,56 millones de euros, que serán repartidos por número de alumnos.

De esta manera, la Universitat de València (UV) recibirá 9.712.800 euros; la Universitat Politècnica de València, 5.623.200; la Universidad de Alicante (UA), 5.112.000 euros; la Universitat Jaume I (UJI), 2.556.000 y la Universidad Miguel Hernández (UMH), 2.556.000 euros.

Esta asignación está destinada a un conjunto de gastos sobrevenidos derivados de la crisis de la covid-19, entre los que destacan el acondicionamiento y adaptación de infraestructuras, principalmente aulas y laboratorios y la adquisición de equipamiento informático.

Del mismo modo, para limpieza y desinfección, material higiénico, contratación de profesorado y asistencia técnica de apoyo y refuerzo en servicios telemáticos y la implementación de planes de formación tecnológica.