La Generalitat ha cerrado doce locales en su “guerra” contra la prostitución

También ha sancionado 60 establecimientos

La Generalitat valenciana ha sancionado por infracciones administrativas a 60 locales donde se ejerce la prostitución y ha cerrado doce, en el marco de la campaña contra la venta de sexo en la Comunitat que está desarrollando a partir de sus competencias autonómicas, una estrategia que despliega en paralelo a la petición de que sea prohibida esta práctica a través de una reforma legislativa estatal.

El balance de la estrategia de inspecciones administrativas que está llevando la Generalitat contra estos locales desde el pasado mes de agosto arroja hasta el momento un total de 294 clubs de alterne revisados (123 en València, 146 en Alicante y 25 en Castellón), con un total de 60 sancionados (37 en València, 22 en Alicante y uno en Castellón), de los cuales doce irán al cierre.

A pesar de las sanciones, hoy, en el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, niños y niñas, la consellera de Justicia Gabriela Bravo ha declarado a A Punt que “si queremos cerrar los prostíbulos declaremos ya, de una vez por todas, que la prostitución tiene que estar prohibida”.

El pasado día 26 de agosto Bravo anunció que la Policía autonómica, en colaboración con la Guardia Civil y la Policía Nacional, iba a desarrollar este tipo de inspecciones, que se hacen al amparo tanto de la ley de espectáculos autonómica, que permite sancionar a los locales donde se ejerza una actividad diferente a la que contempla su licencia, como del decreto ley autonómico de régimen sancionador de medidas contra la COVID-19.