Valencia paga 17.500 euros en una obra que muestra al Papa como un pedófilo

El Teatro Principal sigue teniendo en cartel la obra “Poder y Santidad”. Abogados Católicos recurren a la vía judicial contra la Administración

La polémica continúa en el Teatro Principal de Valencia. Después de que Vox denunciara que la Conselleria de Educación y la Diputación de Valencia patrocinaran con 17.545 euros la obra de teatro “Poder y Santidad”, en la que se muestra en el cartel al Papa como un pedófilo, Abogados Cristianos ha anunciado denuncias contra las Administraciones valencianas.

La obra sigue en la programación del Teatro Principal, y según se informa, se estrenará el próximo 16 de octubre, y estará vigente hasta el 8 de noviembre.

El diputado provincial de Vox Joaquín Alés aseguró que la obra supone “un ataque y una humillación no solo a la iglesia católica sino también a la fe Católica, a la fe de muchos valencianos”, y “lo que lo hace especialmente repugnante en este caso es que cuenta con la financiación de las arcas públicas valencianas, con el dinero de todos los valencianos”.

Alés consideró que estos representantes políticos son “unos cobardes” porque, según ha dicho, “no financiarían estos ataques contra otras religiones como es el islám”.

Por su parte, la portavoz de Educación y Cultura de Vox en Les Corts, Llanos Massó, dijo que el dinero de todos los valencianos “no se puede malgastar en patrocinar una obra de teatro que se dedica a ofender la fe de los valencianos”.

“Además de un despilfarro, es una falta de respeto utilizar nuestro dinero para humillar a los católicos”, ha insistido Massó, que ha pedido revisar también el dinero que recibe el Institut Valencià de Cultura.

Vía judicial

Según publica el digital esdiario, Abogados Cristianos ha anunciado que denunciarán al presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, al director del Instituto Valenciano de la Cultura, Abel Guarinos, así como al creador de la obra y a su director, Paco Azorín, acusándolos a todos de “un delito contra los sentimientos religiosos y a los dos primeros además de un delito de prevaricación”.

“En el cartel de la pieza teatral se consuman ya los dos delitos denunciados ya que reconoce ir contra la Iglesia Católica y acusa a su máxima autoridad y a la curia romana de pederastia”.

Además, se incide en que en caso de que llegue a estrenarse, no solo supondrá un ataque y una humillación, no solo a la Iglesia, “sino también a la fe católica”, financiada por las arcas públicas valencianas.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, en declaraciones a esdiario, ha denunciado que “se utiliza dinero público para financiar una obra que ofende a una gran parte de la población valenciana que se declara cristiana”, y critica que los ataques a la Iglesia “siempre vengan del mismo lado y contra los cristianos”.