La Conselleria de Sanidad no autoriza al Balonmano Benidorm a viajar a Austria

Seis jugadores dieron positivo el pasado viernes en Huesca

La Conselleria de Sanidad no ha autorizado al Balonmano Benidorm a viajar a Austria, donde el martes debe disputar un partido oficial, a pesar de que las nuevas pruebas PCR a la que se han sometido sus jugadores han dado negativo de coronavirus y ha pedido aislar a toda la expedición, según confirmó el presidente de la entidad, Javier Abínzano.

Seis jugadores del Benidorm dieron positivo el pasado viernes cuando el equipo se encontraba en Huesca, lo que obligó a suspender el partido ante el equipo aragonés, pero el club, ante la sospecha de que los resultados podrían ser erróneos, sometió este sábado a nuevas pruebas, serológicas y PCR, a los implicados y los resultados ofrecieron un resultado negativo.

El club ya había organizado el viaje en un vuelo desde Alicante a Viena, donde el martes se iba a enfrentar al Fivers Handball en el partido de vuelta de la segunda eliminatoria de la EHF European League, pero se ha encontrado con la negativa de Sanidad, que no permite el desplazamiento y ordena la cuarentena de todos los que formaron parte de la expedición a Huesca.

“Lo primero es la salud, por lo que si hubiera habido solo un positivo ya sabíamos todos lo que toca”, dijo Abinzano, quien añadió que la Conselleria ha rechazado incluso el ofrecimiento del club de repetir de nuevo las pruebas.

“Si hay alguna duda no tenemos problema en volver a pasarlas, pero no lo aceptan”, denuncia el dirigente, quien indicó que ni el apoyo ni mediación de personalidades como el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Paco Blázquez, el director de Deportes de la Comunidad Valenciana, Josep Miquel, o incluso el presidente de LaLiga, Javier Tebas.

“Estamos muy agradecidos a todos ellos por su mediación y su preocupación, pero no ha sido suficiente para lograr la autorización de Sanidad”, lamentó el dirigente del Benidorm.

“Llevamos ocho test en lo que va de septiembre, nadie ha tenido el menor síntoma y nuestro médico está en todo momento pendiente de la situación y ha informado al minuto de todo a las autoridades sanitarias. Creo que merecíamos al menos el beneficio de la duda y poder realizar una nueva prueba, pero no nos dejan viajar”, reiteró el presidente.

“No entiendo cómo podemos contagiar a alguien cuando no tenemos el virus. Somos los primeros que queremos priorizar la salud, pero es que no nos dejan demostrar que puede ser un error”, agregó el presidente, quien lamentó que su equipo tenga que paralizar durante diez días toda la actividad deportiva.