Vox: “Si Ribó no condena la pancarta de Stalin de las Torres de Serranos es porque apoya sus postulados”

El portavoz del grupo en el Ayuntamiento de Valencia denuncia que el Consistorio no ha expresado su rechazo a esta actuación

El Grupo Municipal Vox registró varias preguntas al Pleno del Ayuntamiento en las que exigía responsabilidades al consistorio y una condena pública por estos hechos. El Gobierno de Ribó se ha limitado a responder una cronología de los hechos en la que cuenta que hacia las 11:45 de ese día un trabajador advirtió de la presencia de la pancarta, avisado por unos paseantes.

“La policía acudió unos minutos después y descolgó la pancarta, que debió estar colgada unos 10 minutos, y se la llevó para hacer el correspondiente atestado y la denuncia”. Según cuenta el Ayuntamiento en su respuesta, “la policía no identificó a ningún sospecho”.

"Si el alcalde de Valencia se niega a condenar el enaltecimiento de uno de los mayores genocidas de la historia, significa que lo apoya y está de acuerdo con sus postulados. No podemos creer como, después de que Europa haya condenado los crímenes del comunismo, el máximo representante de la tercera ciudad de España se niegue hacerlo. Los valencianos no se merecen un alcalde así”, denuncia el portavoz del grupo, Pepe Gosálbez.

Seguridad en las Torres de Serranos

Una de las preguntas de Vox pedía saber “cuál es la vigilancia que tiene un monumento de las Torres de Serranos”, a lo que el Ayuntamiento ha respondido que “entre 1 y 2 personas, en función del día y del periodo del año”. En este sentido, el concejal de VOX ha recriminado a Ribó que cómo es posible que se acceda a un monumento histórico así con una pancarta y no se detecte. "No entendemos ni siquiera que el propio Ayuntamiento no haya denunciado formalmente estos hechos que atentan contra la democracia. Exigimos que pida disculpas públicamente”.