La “okupación” no es un problema ciudadano para los partidos del Botànic

PSPV, Compromís y Unides Podem acusan a la oposición de crear atemorizar a los valencianos con una “falsa problemática”

Utilizar los pocos casos de “okupación” existentes en la Comunitat para favorecer los desahucios y atemorizar a los ciudadanos con una “falsa problemática” porque los desalojos se producen de “manera inmediata”.

Estas son algunas de las acusaciones que han realizado los firmantes del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) para argumentar su voto en contra de la proposición no de Ley presentada por Ciudadanos que pide un plan autonómico que incluya medidas de refuerzo de vigilancia en los inmuebles abandonados susceptibles de ocupación ilegal, así como la puesta a disposición de los propietarios afectados de servicios de asesoramiento y orientación jurídica.

Durante su debate, el bloque de la derecha y el de la izquierda han descrito dos realidades tan diferentes donde ni siquiera coincidían las cifras de las denuncias por ocupación realizadas en los últimos años. La diputada de Cs Mamen Peris ha defendido que la ocupación ilegal afecta a 566 propietarios de la Comunitat Valenciana y ha defendido que es un problema jurídico y social. “Hay mafias detrás que tratan esto como si la vivienda fuera suya y extorsionan a los propietarios”.

“Hay miedo a los okupas y hay inseguridad ciudadana”, ha asegurado Peris, quien ha reprochado la falta de acción del Consell ante las ocupaciones en el parque público de viviendas, que ascienden 1.300, el diez por ciento del total. “Era de esperar desde que un comunista como Rubén Martínez Dalmau asumió las competencias de Vivienda”.

Desde el PP, el diputado Alfredo Castelló, ha acusado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de mentir en el Debate de Política General. “En 30 meses se han producido 2.500 ocupaciones y en este año han aumentado un 14 por ciento. Hemos pasado de los ‘ximoanuncios’ a las ‘ximotrolas’”.

Por su parte, Miguel Pascual (Vox) ha manifestado que el problema de la ocupación es “tan alarmante que hasta temes irte de vacaciones” y ha dado la enhorabuena a Ciudadanos por haberse alejado del Botànic.

Desahucios y no “okupaciones"

El PSPV, Compromís y Unides Podem han acusado a la derecha de tratar de generar “una falsa problemática” y “atemorizar a la gente” sobre esta cuestión, y han considerado que el problema real es que hay muchos ciudadanos que no tienen derecho a una vivienda digna y esto, insisten, es culpa de la política desarrollado por el PP.

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha insistido en que el drama no son las “okupaciones” sino los desahucios. “Como el caso de Paco Rodríguez, un hombre de 85 años con cáncer, que cobra una pensión de 370 euros y a quien intentaron desahuciar de su piso de 50 metros cuadrados después de que un fondo buitre adquiriera el edificio”. Además, ha asegurado que la iniciativa de Ciudadanos quiere facilitar que se pueda echar a estas personas a la calle.

Peris ha insistido en que la ocupación ilegal “no es un problema de ricos”, sino que es “un problema real que le puede pasar a cualquiera” y ha lamentado que no reaccionen hasta que le pase a alguno de ellos. Además, ha recordado que el fiscal de la provincia de Valencia emitió una instrucción el pasado mes de agosto para hacer frente a la “situación insostenible” generada por las ocupaciones ilegales.