Ford recupera los tres turnos en un mes de concentración de días de ERTE

Los cambios realizados han trasladado un día la vuelta de todos los trabajadores

La planta valenciana de Ford recupera un turno de producción la noche del lunes al martes, y otro turno ese mismo día, para comenzar la semana con todos los trabajadores en sus puestos después de haber reducido su actividad por la aplicación del ERTE que mantiene vigente y que concentrará los días previstos de paro para noviembre y diciembre en tres semanas de este mes de octubre.

De esta manera, tras adecuar los días de ERTE a las necesidades de producción, este lunes 5, el día 13 (al ser festivo el 12) y el 19 de octubre se realizarán paros, y la noche del lunes al martes volverá a trabajar el turno nocturno, según ha confirmado a EFE el presidente del Comité de empresa, Carlos Faubel.

Aunque estaba previsto que los tres turnos se retomaran entre este domingo y lunes, los cambios realizados han trasladado un día la vuelta de todos los trabajadores.

Los días 2 y 3 de noviembre, inicialmente de no producción, se trasladan al 5 y 13 de octubre, y los días 18 y 21 de diciembre, de paro parcial, se transforman en un único día de paro total, que será el 19 de octubre.

Si se tuviera que parar dos días en noviembre, se colocarán dos días de jornada industrial que quedan de este año y los trabajadores los disfrutarían como jornadas de vacaciones.

Sobre el anuncio que Ford hizo esta semana de fabricación en la planta de Almussafes (Valencia) del motor GDI 2.0 para el mercado norteamericano desde el próximo verano hasta finales de 2023, Faubel ha resaltado que supone “una buena señal, un alivio y un hilo de esperanza” en la situación actual pero considera que no deja a la factoría “exenta de poder tener problemas” más adelante.

Ha reconocido que mantener la producción de la Transit norteamericana en Valencia hasta finales de 2023 representa una buena noticia porque conlleva no perder la fabricación de este modelo el año que viene, lo que habría supuesto “un problema muy complicado y difícil de manejar”.

La representación sindical continuará “interpelando” a la dirección para conseguir carga de trabajo en la factoría de cara al futuro.