Laura Salvo, la piloto que murió demasiado pronto

La valenciana siguió la tradición familiar, su padre y su hermana también se dedican al automovilismo

Luto en el deporte valenciano que vive hoy la peor de las noticias. Una joven promesa que se marcha demasiado pronto. Laura Salvo, de tan solo 21 años, ha fallecido en el Rally de Vidreiro (Portugal). Llevaba este peligroso oficio en la sangre. Su padre, Gabriel Salvo es piloto y su hermana, María Salvo, copiloto.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado este sábado sus condolencias a los familiares y amigos de Laura Salvo. "El deporte valenciano y español están de luto por esta muerte”.

Laura era una pionera en el mundo automovilismo, una mujer valiente y con un futuro prometedor que venía de ganar el Rally Ciutat de Xixona. Una pérdida muy dolorosa. Descansa en paz, Laura”.

La Escudería de Mallorca a la que pertenecía daba así la triste noticia “A veces uno no sabe como dar una noticia... En el día de hoy Miquel Socias y Laura Salvo participaban en el Rallye Vidrieiro (Portugal) dentro de la Copa Peugeot Iberica. En el primer tramo y en el mismo sitio donde había salido un equipo que les precedía se salían de la carretera impactando contra un árbol. A consecuencia del impacto fallecía Laura de 21 años. Miquel era trasladado para un reconocimiento aunque solo se quejaba de algunos golpes. Desde aquí queremos expresar nuestro más sentido pésame a la familia de Laura y darle fuerzas a Miquel en estos momentos tan difíciles, DEP. Laura".

La Federación de Automovilismo de la Comunitat Valenciana lamentaba así su pérdida: “La vida puede llegar a veces a ser muy injusta. Lamentablemente, ha fallecido Laura Salvo mientras hacía lo que más le gustaba: copilotar. DEP. Su sonrisa nos iluminará desde el cielo a partir de ahora”.

El coche de Salvo, un Peugeot, se salió de la carretera apenas 600 metros después del inicio de la carrera e impactó por el lado derecho, según el comandante de Bomberos de Marinha Grande, Vítor Graça.

La joven fue atendida de inmediato por los servicios de emergencia y se habilitó un helicóptero para su traslado a un hospital. pero se encontraba en parada respiratoria y no respondió a las maniobras de reanimación.