El fuerte olor y el alto consumo eléctrico destapan un cultivo con 1.377 plantas de marihuana

La Policía Nacional detiene en Dénia a una persona de 35 años de nacionalidad croata

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un cultivo a cubierto con 1.377 plantas de marihuana en la localidad alicantina de Dénia, en una operación en la que ha detenido a una persona de unos 35 años.

La intervención tuvo lugar debido al “fuerte olor” a cannabis que se percibía desde el exterior del recinto y al “alto consumo energético” que registraba la vivienda.

Agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Local de Dénia iniciaron una investigación sobre una vivienda dedicada al cultivo “indoor” de marihuana, a raíz de una comunicación de la compañía eléctrica del alto consumo eléctrico que tenía.

En distintas vigilancias a la casa, los policías percibieron desde el exterior un “fuerte olor” a marihuana y observaron varias máquinas de aire acondicionado que funcionaban las 24 horas del día, a pesar de que había poco movimiento de personas en el interior y las persianas de la vivienda se encontraban siempre bajadas.

Ello, unido al alto consumo energético de la vivienda, hizo sospechar a los agentes que en el interior se hallaba “una importante plantación de marihuana”.

Una vez localizado y detenido el morador de la vivienda, se registró el local, en el que se intervinieron 1.377 plantas de marihuana “de gran tamaño” localizadas en el sótano.

La intervención permitió desmantelar un sistema de “cultivo indoor de gran envergadura”, cuya infraestructura contaba con “innovadoras técnicas” para el cultivo de cannabis compuesta de sistemas de riego automático, lámparas halógenas, sistemas de refrigeración y transformadores que estaban conectados de manera fraudulenta a la red eléctrica.

El detenido, de nacionalidad croata, está acusado de un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, y ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Dénia.