El Tribunal Supremo confirma las penas para los saqueadores de Emarsa

La causa tenía 24 procesados y ha demostrado el desvío de 23,5 millones de euros públicos

El Tribunal Supremo ha confirmado las penas para los principales acusados del conocido como caso Emarsa, uno de las causas por corrupción de mayor trascendencia en los últimos años tanto por la cantidad de procesados, un total de 24, como por los fondos públicos desviados, cerca de 23,5 millones de euros.

En una sentencia de 834 folios el alto tribunal confirma la condena de doce años para el exgerente de la empresa pública que gestionaba la principal depuradora de Valencia, Esteban Cuesta, y de diez para el exvicepresidente de la Diputación de Valencia y expresidente de Emarsa, Enrique Crespo.

También ha condenado al exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas José Juan Morenilla a nueve años de prisión; al ex director financiero de esa empresa dependiente de la Generalitat Enrique Arnal a ocho años y seis meses, y al exresponsable de informática de Emarsa Sebastián García a siete años.

Los principales responsables de la empresa pública que gestionaron la depuradora de Pinedo (Valencia) articularon «un sistema fraudulento de facturación con el que lograron el desvío de 23,5 millones de euros de dinero público».