El presidente de la patronal a Oltra: “No es momento de subidas fiscales”

“Me siento un español de tercera”, asegura Salvador Navarro

El presidente de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro, ha manifestado este martes que no son tiempos de subidas fiscales en un momento en que hay que centrarse en salir “cuanto antes” de la situación actual y llegar a un equilibrio entre sanidad y economía.

Además, todavía hay, a su juicio, capacidad de maniobra en fiscalidad, como por ejemplo en la lucha contra la economía sumergida.

Navarro ha afirmado antes de reunirse con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que lanzar mensajes de subida de impuestos o de impuestos a la banca “crean y generan incertidumbre”, y más cuando la entidad resultante de la fusión CaixaBank-Bankia tendrá su sede social en València.

Las cargas impositivas deben hacerse desde “una fiscalidad justa”, que no significa que paguen más los que están “por arriba” sino que “paguemos todos”, según Navarro, que ha calificado de “debilidad como sociedad” la existencia de la economía sumergida.

También se ha referido a la infrafinanciación y ha recordado que el compromiso de la ministra de que en noviembre de este año estaría solucionado “no lo va a cumplir” y no es por la pandemia sino por “los flecos” que quedan.

Navarro ha manifestado que no es momento de hacer otra manifestación silenciosa por una financiación justa como la celebrada en València en 2017 pero existen “otras vías de presión” para que se dé una solución por el interés general.

“Con el confinamiento en Madrid decían los de Carabanchel que se sentían madrileños de segunda, yo me siento español de tercera; ese es el problema real de la infrafinanciación”, ha afirmado.

Por otra parte, sobre la aprobación por el Gobierno de dos reales decretos con los reglamentos que desarrollan la ley de igualdad laboral, sin el acuerdo de la patronal, Navarro ha criticado “la falta de capacidad de diálogo” y ha defendido la importancia de que a las empresas se las tengan en cuenta.

Preguntado por la decisión del Consell de revertir la concesión del Departamento de Salud de Torrevieja, ha calificado esta medida de “error” como el que se cometió en Alzira con Ribera Salud, que contaba con un nivel de satisfacción entre los usuarios muy alto.

“El nivel de asistencia y servicios de la sanidad pública no es el mismo que puede tener un hospital público con gestión privada”, ha defendido, para añadir que la concesión de la gestión a la iniciativa privada no es privatizar la sanidad.

Por otra parte, la CEV ha señalado en un comunicado la importancia de asegurar la armonización de las exigencias medioambientales en línea con la normativa nacional y europea que garantice la unidad de mercado y no condicione la competitividad de las empresas de la Comunitat Valenciana con respecto a las del resto del territorio.

En ese sentido, los vicepresidentes de la CEV han pedido a la vicepresidenta del Consell que la ley de Cambio Climático se convierta en un instrumento que contribuya a la prevención del cambio climático de la forma más eficiente posible considerando las circunstancias actuales, con la economía gravemente afectada por las consecuencias derivadas de la covid-19.

Por otro lado, Navarro ha manifestado el compromiso para lograr los objetivos acordados en el grupo de trabajo de servicios sociales, dentro del acuerdo “Alcem-nos”, y ha solicitado que se apueste por la colaboración público-privada para alcanzarlos.

Respecto al Plan de Infraestructuras sociales destinado a la construcción de centros residenciales y asistenciales y a la ampliación de plazas en los existentes, desde la CEV se ha defendido la participación de las empresas de la Comunitat para llevarlo a cabo.

Mónica Oltra ha agregado que ese plan ha permitido la puesta en marcha de doce centros y se pretende extender a Alicante y Castellón.