El Ayuntamiento de Valencia controlará el aforo de los cementerios de cara al Día de Todos los Santos

Recomienda espaciar las visitas los días previos y posteriores para evitar aglomeraciones

El Ayuntamiento de Valencia controlará el aforo de los siete cementerios municipales para que no se produzcan aglomeraciones de cara a la próxima festividad de Todos los Santos, el próximo 1 de noviembre.

Con motivo de esta festividad, los camposantos de la ciudad y pedanías de Valencia llegan a recibir la visita de hasta 300.000 valencianos, lo que en tiempos de Covid-19 es un problema sensible.

El Ayuntamiento recomienda a los ciudadanos que espacien la visita a sus familiares difuntos las fechas previas y posteriores a la celebración para evitar las aglomeraciones.

Además, dentro de los recintos municipales se tendrá que guardar el distanciamiento social de un metro y medio como mínimo.

El Consistorio publicará en unos días toda una serie de recomendaciones que están elaborando tanto desde el área de cementerios como desde tráfico y seguridad ciudadana, y con la colaboración también de Protección Civil.

La recomendaciones serán similares a las de los años anteriores si bien más estrictas esta vez con motivo de la pandemia.

Será obligatorio, como es lógico y al igual que en el resto de espacios, el uso de la mascarilla y se recomienda el lavado frecuente de la manos y la desinfección antes y después de la vista a los camposantos de la ciudad de Valencia.