La Policía autonómica ultima su investigación sobre la fiesta en el Galileo Galilei

Se reducen a 16 los estudiantes positivos por coronavirus del Galileo Galilei

La Policía Autonómica está ultimando la investigación sobre la fiesta en el colegio mayor Galileo Galileo de València que dio origen al mayor brote de coronavirus de la Comunitat Valenciana, y si concluye que se incumplieron las medidas sanitarias, dará traslado para que se inicie el expediente sancionador.

Así lo ha asegurado este miércoles la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, al ser preguntada sobre este caso en una comparecencia con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, tras una reunión en la que le ha trasladado la necesidad de crear nuevas unidades judiciales en la Comunitat Valenciana.

Según Bravo, la Policía Autonómica está tomando declaración a los estudiantes que presuntamente participaron en la fiesta, así como a los responsables, además de visionar todos los vídeos de la misma que han podido obtener.

“Están ultimando todas estas actuaciones de investigación y, en cuanto este concluida, se dará traslado al servicios que tiene la competencia, y si ha habido incumplimiento de la normativa de las medidas de sanidad, se iniciará el expediente sancionador”, ha sentenciado.

Pruebas a los estudiantes residentes

Por otra parte, las pruebas PCR que se están realizando por parte del colegio mayor Galileo Galilei de Valencia a los estudiantes residentes han dado este miércoles como resultado que solo 16 continúan como positivos, aunque muestran una carga viral muy baja y son todos asintomáticos, según ha informado el colegio.

El centro ha asegurado que aunque el confinamiento ya ha finalizado y por parte de la Generalitat todos los residentes pueden hacer vida normal, “mantendrán confinados a los estudiantes que todavía den positivo hasta su negativización”.

Desde el Galileo Galilei han explicado que tras el brote detectado, que sumó más de 160 casos después una fiesta en la azotea del centro el pasado 26 de septiembre, los estudiantes han sido revisados diariamente por el equipo médico del Galileo Galilei, formado por cuatro facultativos, y se han realizado nuevas analíticas a todos.

Han afirmado que desde el primer momento del confinamiento de los residentes de este colegio mayor privado, ubicado en el campus de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), se ha trabajado siguiendo las directrices de la Conselleria de Sanidad y se ha estado en permanente contacto con los responsables de esta universidad.

Asimismo, han señalado que durante los últimos días, se ha incrementado el número de servicios de comida diaria, el personal de limpieza a redoblado su labor y se han seguido todos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias.

Además, de cara la vuelta a las clases presenciales, prevista para el lunes 19 de octubre, se ha acordado con la UPV duplicar la seguridad privada, para poder prevenir de forma estricta ante posibles aglomeraciones o situaciones no autorizadas.

El colegio mayor ha destacado que al inicio del curso académico se informó a los residentes de la guía covid-19 elaborada por el Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España, y se establecieron los protocolos más estrictos puestos en marcha a través del convenio con Quirón Salud.

“Todos los protocolos han sido auditados y controlados al contratar los servicios de KPI Consulting y Antea Prevención, por lo que se ha realizado una importante inversión económica para actuar por encima de los requerimientos establecidos por la ley”, han defendido.

Desde el centro, han informado de que el comité de disciplina, órgano que regula el cumplimiento de las normas dentro del centro y que cuenta con un representante de la UPV, está recabando información acerca de los hechos acontecidos el 26 de septiembre para tomar las medidas disciplinarias correspondientes.

Existe, además, una investigación policial en curso, con la cual el Galileo Galilei ha colaborado en todo momento, según las mismas fuentes.