El Gobierno se compromete a estudiar la creación de diez nuevos juzgados

Más de la mitad serían de Violencia de Género

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado que hará “un esfuerzo en satisfacer” la petición de diez nuevas unidades judiciales para la Comunitat Valenciana en 2021 que le ha trasladado este miércoles la consellera Gabriela Bravo y que, en su opinión, son “tremendamente atendibles”.

Bravo y Campos han abordado los problemas de la justicia valenciana, “agravados” por el parón judicial a causa de la pandemia del coronavirus, según la consellera, que ha reclamado seis juzgados de Violencia sobre la Mujer y cuatro para reforzar las jurisdicciones de lo Social, lo Mercantil y la Primera Instancia.

En concreto, Bravo ve necesarios crear nuevos juzgados de Violencia sobre la mujer para los partidos judiciales de Valencia, Sagunt, Alzira, Llíria y Alicante (dos), a los que se sumaría la creación de la Sección cuarta de la Audiencia Provincial de Castellón con idéntica especialización.

Este aumento de la planta judicial se completaría con un juzgado de lo Social para Valencia y Benidorm y otro de lo Mercantil para el partido judicial de Elche, mientras que el de Dénia recibiría uno de Primera Instancia.

“Estas nuevas unidades judiciales para 2021 facilitarán el que la justicia valenciana vaya avanzando hacia ese servicio público que tiene que responder ante la ciudadanía con la eficacia y la eficiencia necesaria”, ha sostenido Bravo.

Para la consellera “es especialmente preocupante la situación en la jurisdicción de lo Social”, por lo que ha anunciado la creación de “un plan de refuerzo conjunto entre el Ministerio y la Conselleria” que permita reactivar la agenda judicial porque “es insostenible que se estén señalando juicios para el año 2022”.

Ha asegurado que si el Ministerio de Justicia crea los juzgados, la Generalitat se compromete a dotarlos de medios y personal en el menor tiempo posible.

La consellera ha indicado que la situación provocada por la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, que ha causado la suspensión de más de 20.000 juicios, “hace necesaria la elaboración de un plan de refuerzo conjunto” para corregir la situación.

El ministro ha asegurado que el Gobierno hará “el mayor esfuerzo posible para satisfacer” la petición de aumentar la planta judicial valenciana.

“Creo que la fundamentación que se me ha explicado es tremendamente atendible y ojalá de una manera directa podamos dar juego a las peticiones para el presupuestos de 2021”, ha añadido.

El ministro ha recordado que están a punto de llevar al Consejo de Ministros un bloque de justicia sostenible y transformación digital en el que se “inserta todo el esfuerzo por recuperar el ritmo que tenía la justicia y aprovechar la situación compleja que deja la covid para poder dar un impulso modernizador a la justicia”.