“Aún no nos hemos recuperado de la primera ola y ya estamos en la segunda”, saturación en el Hospital de La Ribera

CCOO denuncia la falta de personal y la masificación de pacientes

El servicio de Urgencias del Hospital de la Ribera está “al borde de la saturación”, a pesar de que todavía no se ha llegado al pico de presión asistencial que provocan los procesos catarrales y gripales del invierno, según ha denunciado CCOO.

En un comunicado, la delegada de Personal del sindicato en el centro hospitalario, Àngels López García-Antón, ha asegurado que el personal sanitario “continúa agotado y cansado” y ha advertido de la situación “preocupante” con saturación de pacientes, sobrecarga de los profesionales y la falta de un circuito diferenciado.

“Aún no se han recuperado del estrés que supuso la primera ola de la pandemia del SARS COV 2 y ya estamos en la segunda con las mismas condiciones: falta de personal, masificación de pacientes y una organización deficiente”, ha añadido.

Según ha apuntado, el número de pacientes diarios a urgencias es de entre 250 y 300, un volumen al que “con mucha dificultad se le puede prestar una asistencia sanitaria de calidad, a pesar del interés y las ganas que le ponen todos los profesionales que trabajan allí”.

Urgencias continúa después de siete meses sin tener un circuito diferenciado y específico para pacientes con patología respiratoria y “coinciden con los de otras patologías en el box y los familiares en la sala de espera”.

“Es una imprudencia que a estas alturas de la pandemia, se continúe en estas condiciones, poniendo en riesgo, tanto a los pacientes como a los profesionales como a los familiares”, ha añadido.

Los boxes, ha explicado están previstos para dos pacientes y acogen a cuatro y es “habitual” que el pasillo esté lleno de pacientes que “no disponen ni de intimidad ni de atención y el respeto que merecen las personas cuando están enfermas”.

“Aunque este largo fin de semana ha disminuido la presión asistencial por la falta de actividad quirúrgica programada, en cuanto se vuelvan a abrir los quirófanos, la saturación de pacientes está servida”, ha asegurado.

Ha recordado que hay una planta dedicada a pacientes con COVID-19 y por tanto, “a la falta de camas habitual en este Hospital, se añade que hay menos camas para patologías no respiratorias”.

“La planta primera central se cierra muchas veces y debería servir para mantener a los pacientes en unas condiciones dignas, mientras esperan cama para ingresar”, y ha dicho no entender por que se cierra “tantas veces una planta dotada de personal las 24 horas y se envía al personal a otros servicios”.

Ante esta situación, CCOO ha pedido a la dirección del hospital que tome “medidas correctoras para subsanar estas deficiencias para dignificar la atención sanitaria que se da a los pacientes y garantizar las condiciones necesarias para que el personal pueda atender con respeto y calidad a todos los pacientes”.