Jorge Martí, Presidente de la Unión Internacional de Abogados

Jorge Martí, socio de Uría Menéndez en Valencia, es el nuevo Presidente de la Unión Internacional de Abogados (UIA), una vez concluido el primer congreso virtual de la asociación.

Jorge accede al cargo para el que fue elegido por la Asamblea General de la organización celebrada en Luxemburgo el pasado año.

Fundada en 1927, en el contexto de la creación de la Sociedad de Naciones, la UIA reúne a más de un millón de abogados gracias a sus miembros individuales y colectivos (colegios de abogados, federaciones y asociaciones), repartidos en más de 110 países.

Tiene como objetivo promover los principios esenciales de la abogacía y el desarrollo de la ciencia jurídica en todas las áreas del derecho a nivel internacional.

Jorge Martí, Director desde hace dos años de la oficina de Uría Menéndez en Valencia, es miembro de la UIA desde hace más de veinte años. En este tiempo ha presidido la Comisión de Derecho de Sociedades y el Comité Nacional Español de la organización hasta 2015, año en que se celebró, bajo su dirección, el Congreso Anual de la UIA en Valencia.

Aprovechando el éxito de este evento, Jorge Martí quiso asumir la presidencia de la UIA para apoyar el crecimiento de esta institución, incrementar su prestigio y proyección internacional, y velar por sus recursos internos y externos. Entre las propuestas que defenderá Jorge Martí durante su mandato, cabe destacar la implementación de programas internacionales de asesoramiento gratuito entre miembros de la UIA, la creación de los Premios UIA para reconocer el trabajo de jóvenes abogados y estudiantes de Derecho y la implantación de programas de mentoring.

Además, desea consagrar su Presidencia a aumentar el papel de la UIA en el mercado anglosajón e incrementar su influencia en mercados emergentes asiáticos, como la India y China. Y, también, aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías y las redes sociales en materia de imagen, fortalecer el compromiso de la UIA en la defensa de los derechos humanos y la diversidad, y fomentar el papel de la mujer y de los jóvenes en “una organización inclusiva y global que lucha contra la injusticia y nos permite vivir en una sociedad más justa”.