Los locales de ocio piden poder abrir en horario diurno

Plantean actividades alternativas de hostelería o culturales

Los locales de ocio piden abrir en otros horarios que les permitan prestar servicios de hostelería u organizar actividades culturalesLa RazónLa Razón

Los locales de ocio nocturno de Valencia reclaman al Consell alternativas para poder abrir en horario diurno y recuperar su actividad, con una facturación que va a caer un 87,5 por ciento entre marzo y diciembre por las restricciones y que se ve abocado al cierre en gran parte si no hay una solución.

Los pubs y discotecas piden reabrir sus puertas prestando servicios hosteleros, utilizando sus terrazas y programando actividades culturales cumpliendo con todas las normativas de prevención, lo que supondría un aliento económico para las pymes del sector, que apenas han abierto sus negocios durante los últimos ocho meses.

Así lo indican este lunes fuentes de la Coordinadora Hostelería de los Barrios Valencia, que representa a locales de Russafa, Honduras, Xúquer, El Carmen y Juan Llorens.

El 82,3 por ciento de estos locales no tiene capacidad de resistencia más allá del mes de diciembre si la Generalitat "no busca una solución que permita recuperar la actividad”, y por eso para este miércoles han convocado una concentración que tendrá lugar previsiblemente ante el Palau.

Algunas de las propuestas son desarrollar y ofrecer contenidos culturales con servicio de bar atendido en mesas y la posibilidad de utilizar las terrazas que muchos de estos establecimientos tienen autorizadas, pero sobre las que se aplican criterios restrictivos al prohibir que se pueda hacer uso de ellas.

Además, señalan, han estado sometidas a “dispares criterios” de apertura en diferentes ciudades de la Comunitat Valenciana.

Recuerdan que durante la desescalada hubo un alto porcentaje de establecimientos que no llegó a abrir sus puertas y, los que sí lo hicieron, solo mantuvieron su actividad hasta mediados de agosto, cuando se decretó, de nuevo, el cierre del ocio nocturno.

Tras el toque de queda nocturno establecido en la Comunitat para frenar la curva de contagios, que anula cualquier posibilidad de reabrir en horario nocturno, la Coordinadora Hostelería de los Barrios Valencia pide que las consellerias competentes (Justicia, Sanidad y Turismo) “aúnen los recursos para facilitar los mecanismos jurídicos necesarios de cara a una reapertura diurna”.

Reivindican fórmulas imaginativas para evitar el colapso de la actividad económica y definir las condiciones para la reapertura de los locales de ocio en la Comunitat Valenciana.

“Necesitamos sí o sí un paraguas sanitario, pero también jurídico y económico para salir de esta crisis”, indican en relación a mecanismos que garanticen la aplicación automática de los citados servicios -si se aprueban- en los locales de ocio, sin trámites burocráticos y administrativos que ralenticen o compliquen la reapertura.

Señalan que el documento normativo que avale estos cambios en el tipo de servicios que ofrecen recoja con claridad que los establecimientos no perderán sus derechos como locales de ocio, tanto a nivel de actividades desarrolladas como de horarios, ya que se trata de una medida excepcional, y garantía de que los ERTE por fuerza mayor se sigan manteniendo en estas empresas.