Los estibadores anuncian seis días de huelga en protesta por un nuevo sistema informático

El Centro Portuario de Empleo les acusa de intentar mantener “viejos privilegios”

Los estibadores anuncian seis días de huelga VALENCIAPORT

El comité de empresa del Centro Portuario de Empleo (CPE) de Valencia ha convocado este mes seis días de huelga para reivindicar que se especifiquen las funciones de los estibadores antes de iniciar la formación para implantar el nuevo sistema informático Navis en dos de las terminales de contenedores del puerto.

La huelga, convocada por todos los sindicatos del comité -Coordinadora de Trabajadores del Mar, CCOO, Sindicato de la Estiba Independiente y Asociación Profesional de Estibadores Portuarios-, será de 24 horas los días 10, 13, 18 y 20 de este mes, y de 48 horas el 26, con lo que se prolongará hasta el 27, ha informado el portavoz de Coordinadora, Rafael Egea.

Los trabajadores tenían pactado que, antes de iniciar la formación de las nuevas funciones que recoge el sistema informático, se definirían las funciones de los estibadores para establecer cuáles corresponde a estos y cuáles al personal de la empresa.

Egea ha señalado que en otros puertos como el de Algeciras y el de Barcelona, donde ya está implantado el Navis, se ha visto que los errores que pueda cometer el sistema son corregidos por personal eventual, cuando esa función corresponde a los estibadores según la ley.

Por eso consideran que se quiere precarizar el trabajo y transformar puestos de trabajo “dignos” en eventuales, y puede haber a medio y largo plazo una “reducción de puestos de trabajo enmascarada”.

Según ha expuesto Egea, los trabajadores tenían un acuerdo con las empresas en definir sus funciones en la gestión de la mercancía pero pretenden iniciar la formación sin haberlo hecho.

La otra terminal de contenedores que opera en el puerto de Valencia, MSC, cuenta con otro sistema informático, y por tanto, no está afectada por esta cuestión.

En el puerto de Valencia trabajan en la estiba alrededor de 1.500 trabajadores.

“Pretenden mantener viejos privilegios”

Por su parte, el Centro Portuario de Empleo (CPE) de Valencia ha acusado a los sindicatos de “coartar la libertad y el derecho de las empresas” a organizar la formación y el trabajo, y advierte de que las consecuencias de paralizar el puerto con una huelga de estibadores serán “muy graves” en un momento como el actual.

El CPE ha calificado de “injustificado” el preaviso de huelga realizado por el comité de empresa para seis días de noviembre con el objetivo de reivindicar que se especifiquen las funciones de los estibadores antes de iniciar la formación para implantar el nuevo sistema informático Navis en dos de las terminales de contenedores del puerto.

Asegura en un comunicado que los sindicatos persiguen “coartar la libertad y el derecho que tienen las empresas a organizar la formación de sus trabajadores, así como hacerse con competencias que son exclusivas de las empresas como son la planificación, organización, coordinación, control y seguimiento de las tareas portuarias”.

En su opinión, la convocatoria de huelga responde “únicamente al objetivo de incumplir sistemáticamente la ley para mantener y perpetuar viejos privilegios en el sector de la estiba” y a impedir la implementación de la reforma legal de la estiba establecida en el Real Decreto 8/2017 y el Real Decreto Ley 9/2019, necesaria para mejorar la competitividad de los puertos y la economía del país.

El CPE recuerda que ha expresado en más de una ocasión que garantiza la totalidad de los puestos de trabajo y de las condiciones salariales de toda la plantilla.

El origen del conflicto se encuentra, según el Centro Portuario de Empleo, en “la persistente negativa” de los sindicatos a iniciar la formación de NAVIS N4, un nuevo sistema operativo, una actitud que “vulnera la legalidad” y que ha originado una demanda de conciliación de conflicto colectivo, cuya resolución está pendiente tras concluir sin acuerdo el acto celebrado el 15 de octubre en el Tribunal de Arbitraje Laboral.

Según el CPE, el Real Decreto Ley 08/2017 recoge que las empresas estibadoras “deberán organizar la formación de los trabajadores” y el Estatuto de los Trabajadores las habilita para ello.

Dos de las tres terminales del puerto de Valencia -APM y CSP- tienen intención de migrar sus sistemas informáticos e implantar el programa NAVIS N4 para incrementar la seguridad y los volúmenes, colaborando con las navieras para optimizar operaciones.

Sobre la reivindicación de los estibadores de definir sus funciones antes de la formación del nuevo sistema, el CPE insiste en que las facultades de dirección, organización y control de los trabajos se rigen por lo previsto en el Estatuto de los Trabajadores y el RDL 9/2019, por lo que la obligatoriedad de informar y consultar a la representación de los trabajadores en relación a las tareas que vayan a realizar tras la implantación de NAVIS N4 “no implica la de tener que negociar y acordar”.

Aun así, las empresas “nunca se han negado a debatir” con los sindicatos estas cuestiones, incluso en la reunión mantenida con el comité de empresa el 29 de octubre la parte empresarial propuso abrir de forma inmediata el debate sobre las tareas para tratar de desbloquear la situación.

Aunque reconocen que el derecho a la huelga es un instrumento legal al servicio de los trabajadores, consideran que es “una medida de presión extrema que llega en el peor momento”.