PP y Vox presentan enmiendas a la totalidad a las cuentas de la Generalitat valenciana

Bonig considera que el Consell ha dado una “imagen lamentable peleando por 21 millones en plena pandemia”

La portavoz del grupo popular, Isabel Bonig, durante su intervención en la sesión de control de Les CortsKai FörsterlingEFE

El Partido Popular y Vox han presentado sendas enmiendas de totalidad a los Presupuestos de la Generalitat para 2021 y a su correspondiente ley de Acompañamiento, al considerar en el primer caso que el Consell no ha escuchado sus propuestas, y en el segundo en que son “ineficientes” para atender la crisis sanitaria y económica.

En el caso del PPCV, su presidenta, Isabel Bonig, ha explicado que les hubiera gustado no tener que presentar esta enmienda, pero la ha justificado en que el Consell del Botánic “no ha escuchado” las propuestas que llevan planteando desde abril, como blindar el presupuestos de sanidad o actuar directamente en la creación de empleo.

Bonig ha criticado además que el Consell ha dado en los últimos días “una imagen lamentable”, con Ximo Puig y Mónica Oltra “peleando por 21 millones de euros” en un momento en el que los contagios de Covid crecen, las UCI tienen una ocupación alta, la Atención Primaria está “saturada” y los ciudadanos se juegan “sus negocios y su vida”.

También ha cuestionado que el sector público aumenta 247 millones de euros y los altos cargos y asesores de Puig “han subido un 40 % desde su primer presupuesto en 2016”, cuestiones “insostenibles” en la actual situación de pandemia.

No obstante, Bonig ha indicado que están dispuestos a sentarse a hablar de unas cuentas que “no hablen de privilegios políticos, sino de derechos de los ciudadanos”, y ha adelantado que entre las enmiendas parciales incluirán un plan de 200 millones de euros para la industria.

Por su parte, Vox pide devolver al Consell unos presupuestos “ficticios e irreales” en cuanto a la previsión de ingresos e “ineficiente” en las partidas de gastos para la crisis sanitaria y económica, que además incluyen “subvenciones ideológicas” y mantienen el “tamaño mastodóntico de la Administración”.

Vox critica una política presupuestaria que no está “enfocada a reforzar la economía y salvar la crisis sanitaria” actual, y además alerta de que se ha modificado “la práctica totalidad” de las cuentas de la Conselleria de Igualdad de forma “cuanto menos irregular”, por lo que enmiendas el Presupuesto “por una cuestión de transparencia”.