Cámara Valencia espera mantener en crecimiento las exportaciones a EEUU

El sector del automóvil, el cerámico y el calzado son los que más exportan al mercado estadounidense

El presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana y de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata

Cámara Valencia espera que las exportaciones a EEUU mantengan el crecimiento experimentado en los últimos años tras las elecciones celebradas en aquel país, al ser un mercado “muy importante e interesante” para las empresas valencianas, que entre enero y agosto han exportado productos por valor de 1.465 millones de euros a ese destino.

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, ha destacado en declaraciones a EFE que las empresas del sector del automóvil, cerámico, calzado y productos metálicos, y la industria en general de la Comunitat Valenciana exporta al “gran mercado” que es Estados Unidos y “tenemos que seguir estando ahí”.

Las relaciones comerciales con el país han ido creciendo en los últimos años y eso “se quiere seguir trabajando”, a pesar de la paralización que ha habido en los últimos meses consecuencia de la pandemia.

El principal producto que se exporta a EEUU es el automóvil y sus componentes, pero también los baldosas cerámicas de Castellón, el calzado de Alicante y la industria metalmecánica de Valencia. “Toda la Comunidad Valenciana está exportando a EEUU y de forma creciente”, ha resaltado.

Morata ha dicho esperar que la Unión Europea consiga negociar con Estados Unidos tratados bilaterales de la manera en que lo ha hecho con otros países en los últimos años, en los que se tenga en cuenta todos los productos, y ha señalado que ningún sector estratégico de la Comunitat es productor de las mercancías que han sido objeto de polémica por el establecimiento de aranceles.

EEUU está inmerso en varias incertidumbres que incidirán en su recuperación económica, además de las causadas por el coronavirus, como son el resultado de las elecciones, que decidirá las futuras medidas socieconómicas y del que dependerá la evolución de sus relaciones comerciales con China y los acuerdos con la UE.

El país es el primer importador mundial y el segundo exportador mundial, y la política comercial proteccionista del Gobierno Trump (congelación de acuerdos de libre comercio y aumento de aranceles a productos concretos, como acero y aluminio) ha tratado de frenar las importaciones y estimular la producción nacional.

Los principales socios comerciales de Estados Unidos son la Unión Europea, Canadá, México, China y Japón. Desde el año 2010 las exportaciones de la Comunitat a EEUU han mantenido una tendencia creciente y en los ocho primeros meses de este año han ascendido a 1.465,7 millones de euros, un 6,47 % menos en comparación anual, según un informe de Cámara Valencia.

También el número de empresas exportadoras a aquel país ha aumentado en la última década y se cifran en 4.549, mientras que las importadoras son 6.818. La inversión directa de Estados Unidos en la Comunitat Valenciana suma 7,4 millones (180,9 millones en España), según datos entre enero y junio de 2020, mientras que desde la Comunitat la inversión en ese país es de tan solo 178.000 euros (448,7 millones desde España).

La economía de Estados Unidos es abierta y favorable a la inversión extranjera. Aunque el porcentaje que representa su stock de inversión extranjera sobre el total mundial ha disminuido en los últimos años, sigue siendo el principal destino de la inversión extranjera por el tamaño de su mercado, la gran cantidad de oportunidades y el entorno empresarial favorable a la inversión y al emprendimiento.

Estados Unidos es el principal socio comercial de España fuera de la UE, y en 2019 fue el sexto destino de las exportaciones españolas de bienes y el quinto proveedor de España, y la posición de inversión elevada de España en EEUU indica la apuesta que las empresas españolas realizan por este mercado.

En este contexto, las empresas valencianas con mayores oportunidades en este mercado son las dedicadas al automóvil, destacando los remolques y vehículos automóviles para transporte de mercancías; la tecnología industrial (partes exclusivas para las máquinas y grupos electrógenos), el hábitat (manufacturas de cemento y vidrio); las TIC (sobre todo aparatos eléctricos de telefonía o telegrafía); y la industria química (abonos minerales o químicos, pigmentos y colores preparados).