Investigan una fiesta sin la seguridad sanitaria en el puerto de Alicante

Los participantes podrían haberse saltado el toque de queda y no llevaban mascarillas

La Policía Nacional abrirá una investigación por la supuesta celebración en el puerto de Alicante de una fiesta POLICÍA NACIONAL

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha ordenado a la unidad adscrita de la Policía Nacional a la Comunitat Valenciana abrir una investigación por la supuesta celebración en el puerto de Alicante de una fiesta en la que no se respetaban las medidas de seguridad sanitarias.

La Conselleria ha informado de que se ha trasladado la petición de manera formal a la comisaria de la Policía de la Generalitat, Marisol Conde, después de tener conocimiento de un vídeo en el que se observa a decenas de personas sin mascarilla y cómo las mesas del local no respetan la distancia que marca la autoridad sanitaria.

La titular de Interior ha señalado la “rapidez” con la que ha actuado la Generalitat nada más tener conocimiento de los hechos investigados y ha explicado que la Policía de la Generalitat investigará “la veracidad del vídeo”.

Una vez se haya determinado que la grabación es real y actual, “se harán las averiguaciones necesarias para identificar a los organizadores y participantes en la fiesta y determinar las posibles sanciones a las que se enfrentan todos ellos por el incumplimiento de las medidas sanitarias adoptadas para prevenir el contagio de la covid-19”.

Bravo ha recordado que las personas organizadoras de la fiesta y las personas participantes no solo podrían haber quebrantado la obligación de llevar mascarilla o no guardar la distancia de seguridad sino que también se podrían enfrentar a sanciones por no respetar el toque de queda si se demostrase que las imágenes son posteriores a las 00.00 horas.

La consellera ha añadido, además, que cabe recordar que el ocio nocturno tiene prohibido abrir desde el pasado mes de agosto.

Por todo ello, ha afirmado que es necesario investigar los hechos para poder “actuar contra aquellos que ponen en peligro la salud de todos”.

Bravo ha añadido que la Generalitat “seguirá persiguiendo” situaciones como las que parecen haberse producido en el puerto de Alicante, porque el Consell no puede permitir que “mientras el sector del ocio nocturno ha entendido la necesidad de las restricciones para poner freno a la pandemia, unos pocos intenten sacar beneficio poniendo en riesgo la salud de todos”.