Ábalos admite que acabar el Corredor Mediterráneo en 2025 es un “desafío”

Los plazos de obras como la del túnel pasante hacen inviable que la infraestructura esté completa en cinco años

El presidente de Mercadona, Juan Roig; el presidente de AVE, Vicente Boluda; y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, conversan durante el acto empresarial 'Acelerar el Corredor. Activar todo un país' por el Corredor Mediterráneo, en Valencia 12 NOVIEMBRE 2020;AVE;CORREDOR MEDITERRÁNEO Rober Solsona / Europa Press 12/11/2020Rober Solsona Europa Press

El chequeo semestral por el Corredor Mediterráneo ha vuelto a poner de manifiesto que a esta infraestructura considerada como vital para la Comunitat Valenciana le falta todavía mucho camino por recorrer. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ha comprometido, sin demasiada confianza, a que este eje ferroviario de 1.300 kilómetros de recorrido esté terminado en 2025.

Se trata de una fecha ya anunciada en otras ocasiones y Ábalos ha preferido no cambiarla a pesar de que es extremadamente complicado cumplir con este objetivo. “Acepto el desafío”, ha afirmado ante la insistencia del presentador Jesús Calleja, encargado de dirigir el acto celebrado en Valencia para reivindicar esta infraestructura. Sin embargo, su muestra de buena voluntad no cuadra con el estado de proyectos como los del túnel pasante o la doble vía entre Valencia y Castellón.

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), impulsora del movimiento “#QuieroCorredor” ha vuelto a reunir- con las limitaciones que marca la pandemia- a una importante representación de la sociedad civil y empresarial, así como a gobernantes de las diferentes autonomías por donde trascurre el Corredor Mediterráneo.

El presidente de AVE, Vicente Boluda, ha insistido en que no es momento para poner “límites ni barreras” y ha solicitado que se aceleren al máximo las obras para que España sea más competitiva. “Es la manera de completar la actual fórmula de infraestructuras radial con una circular” y ha reclamado al Gobierno que se dupliquen esfuerzos para recibir el máximo de fondos posibles de la Unión Europea. “Si miramos hacia atrás hay que estar insatisfechos, pero en el presente se está haciendo lo que se puede”.

En la misma línea el presidente de Mercadona, Juan Roig, ha defendido que “tendría que estar hecho ayer. No entiendo de plazos, pero tendría que estar ya”.

El chequeo no falla

El chequeo ha puesto de manifiesto que se han logrado avances en los últimos años, pero no los suficientes. Así, se ha destacado la puesta en marcha del AVE entre Granada y Antequera, la implantación del tercer carril entre Castellón y Valencia o la variante de Tarragona, que complicaba mucho la circulación.

Los “mayores retrasos” se producen en aquellos tramos que todavía están sin fecha como son: la colocación del tercer carril y la electrificación de la vía Antequeras-Algeciras, que sigue en obras; el tramo Lorca-Pulpí; la conclusión de las obras de la línea de alta velocidad Beniel-Murcia; o la conexión Murcia-Cartagena.

En la Comunitat Valenciana el retraso importante se observa en las obras del tercer carril de la Encina y Alicante, la nueva plataforma del AVE Castellón-Valencia y el túnel pasante, del que se desconocen las fechas.

Por lo que respecta a los compromisos a corto plazo, a dos años vista, se prevé la finalización de la ampliación de los túneles de Castellbisbal y Martorell; el tercer carril del tramo Castellbisbal-Tarragona; cambiar a ancho internacional el recorrido entre Tarragona y Castellón; y un tercer carril entre Castellón y Valencia.

También se tienen que presentar a información pública los proyectos del túnel pasante de Valencia y la nueva plataforma del AVE Valencia-Castellón; ponerse en funcionamiento la vía única entre Xàtiva y la Encina; comenzar las obras del tercer Alicante-La Encina; y conectar la ciudad de Elche con el aeropuerto de Alicante.

El ministro Ábalos ha suscrito el diagnóstico y ha defendido que el Corredor Mediterráneo es importante para toda España. Como prueba, ha remarcado que los Presupuestos Generales para 2021 prevén 1.982 millones para su ejecución. Ante la petición de los empresarios, ha asegurado que el Gobierno trabaja en la elaboración de un decreto ley que permita aprovechar con la mayor celeridad posible los fondos europeos de recuperación al desarrollo de esta infraestructura.

Además de empresarios de varias regiones de España y del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, al acto ha asistido el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ha calificado el corredor como “un nervio fundamental para el progreso de España” y ha afirmado que los fondos europeos deben servir para “acabarlo de una vez por todas” y conectar el sur de Europa con el centro del continente.

Por su parte, el vicepresidente de Ferrmed, Federico Félix, ha asegurado que en lo últimos años ha habido tres cosas importantes. La primera, que ya no se cuestiona la inclusión como prioritario en Europa, la segunda, el “empujón” que tanto Ábalos como el anterior ministro popular han dado al Corredor, y por último que ahora exista un sola voz en la sociedad civil reclamando esta infraestructura. “Ahora nos escuchan”.