La escuela concertada valenciana llena los mails de los diputados con mensajes contra la ley Celáa

La Mesa por la Educación en libertad protesta ante el veto a participar en la Comisión de Educación

La escuela concertada no ha podido participar en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso de los Diputados que tramita la nueva ley de Educación (Lomloe). En señal de protesta por este veto, con el que "no se han respetado las normas que rigen un Estado democrático, la Mesa por la Educación en libertad ha invitado a los ciudadanos al envío de correos electrónicos manifestando sus opiniones como muestra de indignación e impotencia frente a la Ley Celaá.

El envío masivo de miles de correos se ha producido durante la pasada noche con el fin de que todos los diputados conocieran la opinión de la comunidad educativa a la que ellos han decidido excluir del debate. “Las formas de los grupos que se han opuesto a la participación de la Comunidad Educativa no son las propias de una democracia. Por eso nos vemos obligados a realizar acciones que muestren nuestra disconformidad. Es nuestra forma de entrar en el Congreso de los Diputados en una jornada decisiva”, ha asegurado Vicente Morro, portavoz de la Mesa.

Defiende que la acción llevada a cabo es una protesta cívica, pacífica y democrática de una parte de la sociedad civil que ve recortados sus derechos y libertades con la aprobación Lomloe. “Nos dirigimos a los miembros de la Comisión en calidad de representantes de la ciudadanía y apelamos a su condición para que velen por el interés general”.

Asegura además tener constancia de que la acción se ha desarrollado con éxito, “nos consta que todos los sectores de la comunidad educativa -centros docentes, titulares, profesores y profesionales del sector, familias- se han sumado a esta iniciativa reivindicativa que persigue hacernos oír en una Comisión que actúa de espaldas a la comunidad educativa”.