Negativa de los sindicatos médicos a la compensación económica a los sanitarios. “Es insuficiente”

El CESM, Csif y CC. OO. rechazan el Decreto-Ley que prevé aprobar el Consell esta tarde al no estar definido y excluir a personal fundamental durante la pandemia

Aplausos de los sanitariosLarazonLa Razon

Los sindicatos médicos han mostrado este lunes su rechazo a la propuesta de la Conselleria de Sanidad para la compensación económica extraordinaria del personal sanitario por el “esfuerzo realizado” durante el estado de alarma. Un Decreto-Ley que aprobará esta tarde el Consell y que han calificado de “vacío”, “sin definir”, “insuficiente” y de “falta de respeto” para el sector que más se ha visto afectado por la pandemia del coronavirus.

Según el Sindicato Médico de la Comunidad Valencia (CESM-CV), no se apoyará dicho Decreto-Ley ya que en él no se define ni cuánto se pagará, ni quién será merecedor, ni si será compensación económica o paga de agradecimiento.

“El documento pretende dejar fuera a un importante número de los profesionales que estuvieron implicados y expuestos en primera línea durante el estado de alarma que se implicaron tanto o igual que el resto de trabajadores de la Conselleria".

Entre ellos, el CESM-CV ha citado a los inspectores de sanidad, los profesionales de salud pública, la totalidad de trabajadores de las Concesiones administrativas y otros profesionales adscritos a empresas privadas, como personal de limpieza y seguridad. “Es a la Administración a quien compete desarrollar dicha normativa y presentar una propuesta formal, tiempo ha habido más que de sobra”, han indicado.

Según el sindicato la Conselleria ha demostrado “una vez más” su “nula capacidad de gestión”, ya que “por un lado exige a los empleados públicos, y en especial a los médicos, sacrificios, como es la renuncia a sus derechos laborales, y por otro, es incapaz de articular una propuesta para el pago de los excesos que en todos los sentidos, llevaron a cabo durante la primera ola de la pandemia”.

Una paga “excluyente”

En esta misma línea se ha pronunciado el Csif, desde donde apuntan a que la paga adicional que prevé destinar 43 millones de euros es “insuficiente, excluyente, y tiene una falta de planificación” que han calificado como una “falta de respeto” a todo el personal sanitario.

“Resulta del todo insuficiente para alcanzar a todos los profesionales y para ese mismo concepto de gratificación por la labor desarrollada, Cataluña ha anunciado 140 millones”.

También advierte del carácter “discriminatorio y excluyente” de este decreto, al circunscribirlo al personal que atendió “de forma directa, efectiva y presencial”, según especifica el documento trasladado por el Consell.

“Un hospital, por ejemplo, funciona por la labor del conjunto de trabajadores, tanto de quienes están en primera línea como de los que están en segunda. Del mismo modo, el personal de la sanidad valenciana que no ha estado en esa llamada primera línea ha asumido el incremento de carga de trabajo de compañeros suyos destinados a la atención directa de pacientes con covid-19”, asegura el sindicato.

Deuda horaria de los sanitarios

Por su parte, Comisiones Obreras (CC. OO.) también se ha mostrado en contra de la propuesta al “carecer de los criterios mínimos de reparto y poder dar lugar a agravios”.

Desde el sindicato insisten en que deben quedar reflejados de una forma “clara y objetiva” los criterios de reparto de los fondos.

Además, ha puesto de relieve su rechazo a que se compense “la deuda horaria que acumula el personal de Salud Pública en concepto de excesos de jornada mediante una gratificación”.

“Los excesos de jornada del personal se cancelan mediante retribución económica o en descansos y la propuesta de hacerlo mediante una gratificación, sin concretar cantidades, supone una falta de respeto hacia estos profesionales”.