Educación espera a que Sanidad determine si los colegios deben instalar purificadores de aire para el invierno

PSPV, Compromís y Unides Podem votan en contra de una enmienda de Vox que urge a estudiar su implantación

PP y Ciudadanos han apoyado la PNL de Vox que pedía a la Conselleria de Educación estudiar la viabilidad de instalar filtros HEPLa RazónLa Razón

La Conselleria de Educación espera que Sanidad determine si los colegios deben instalar purificadores de aire o medidores de dióxido de carbono para garantizar la seguridad en las aulas con la llegada del invierno. Hasta ahora el protocolo indica que se deben mantener las ventanas abiertas para que haya ventilación de las clases y disminuir así el riesgo de contagio. Sin embargo, conforme bajen las temperaturas será más complicado cumplir con esta obligación.

Para comenzar a trabajar de manera inmediata en posibles soluciones, el grupo parlamentario Vox ha presentado hoy un Proposición No de Ley en la que pide a la Conselleria de Educación la realización de un estudio de viabilidad para instalar aparatos de purificación de aire con filtros HEPA o similares en los centros educativos “lo más rápido posible”.

La diputada Llanos Massó ha argumentado que el Ministerio de Sanidad recomienda este tipo de aparatos en aquellos locales en los que no se pueda garantizar la ventilación natural, circunstancia que puede ocurrir ya en muchos centros y que se agravará con la llegada del invierno, “a no ser que llevemos a los niños con mantas al clase”. Además, ha apuntado el alto coste energético que conllevará tener la calefacción en marcha con las ventanas abiertas.

Tanto PP como Ciudadanos ha apoyado esta iniciativa. La diputada popular Beatriz Gascó ha remarcado que es evidente que el número de caso de covid ha aumentado desde la apertura de los colegios. “En septiembre había 27.842 y ahora hay 84.029. No hay que negar la evidencia" y ha apuntado a que el documento remitido a los centros sobre el protocolo que deben cumplir no indica en qué lugares no hay suficiente ventilación.

Por su parte, Ciudadanos ha añadido a la enmienda la recomendación de estudiar también la instalación de medidores de CO2 para saber en qué momento se deben ventilar las clases.

El “no” a Vox

Los grupos del Botànic se han negado a aceptar esta PNL de Vox argumentando que se trata de un trabajo que la Conselleria de Educación ya ha realizado. Llanos Massó ha asegurado que Educación no tiene un estudio pormenorizado de las necesidades de cada centro y por eso, reclama su ejecución, “¿o vamos a esperar a que llegue la primavera?"

La diputada de Compromís, Papi Robles, ha afirmado que es imposible que el Departamento que dirige Vicent Marzà haga un estudio de “todos” los colegios de la Comunitat Valenciana y ha asegurado que este tipo de aparatos son la “quinta alternativa” insistiendo en que “la conveniencia es ventilar con las ventanas abiertas”. Así, ha acusado a Vox de querer generar pánico y “son más seguras las aulas que la calle”.

Por su parte, la diputada del PSPV, Ana Besaluch ha insistido en que la Conselleria de Educación cuenta con un estudio realizado por el CSIC donde se recogen las recomendaciones necesarias y por tanto, se tomarán las medidas necesarias en los colegios que no tengan buena ventilación, un dato que ya se conoce porque así consta en los planes de contingencia de cada centro.