Espiaban a sus víctimas para averiguar el pin de la Visa y luego se la robaban

Habían realizado ya compras fraudulentas por valor de 7.000 euros

La Guardia Civil traslada a las dos mujeres rumanas detenidas por más de once hurtos en la MarinaLa RazónGuardia Civil

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a dos mujeres de nacionalidad rumana por su autoría en once delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, en concreto varios delitos de hurto y estafa mediante tarjeta bancaria.

Las autoras elegían a una víctima enmarcada en un perfil determinado, normalmente una persona de avanzada edad y de origen extranjero, para cometer el delito. Para ello seguían a la víctima y aprovechando un momento de despiste o de aglomeración de personas le sustraían de su vestimenta, bolso o equipaje de mano, cualquier objeto de valor, cartera y tarjetas bancarias.

La elección de este perfil específico dificulta las investigaciones ya que lo más importante en este tipo de delitos es poner inmediatamente en conocimiento de los agentes los hechos sucedidos. En muchos casos y debido a la dificultad del idioma y a las limitaciones de las personas mayores, esa rapidez a la hora de interponer la denuncia no es posible.

En otras ocasiones el hurto no sólo se limitaba al robo de efectos personales sino que perseguían a sus víctimas de forma más prolongada y minuciosa y observaban sus movimientos mientras realizaban compras en diferentes establecimientos, aprovechando cualquier instante para conseguir el número pin de la tarjeta bancaria para posteriormente utilizarla de forma fraudulenta. La investigación reveló que se realizaron compras con las tarjetas robadas, de elevada cuantía en diferentes comercios como boutiques y estancos por un valor de 7.000 euros. A esto se suma la retirada de dinero en efectivo de diversos cajeros automáticos.

En el trascurso de las investigaciones un agente de la Guardia Civil llegó incluso a sorprenderlas in fraganti mientras cometían uno de los delitos. Gracias a la colaboración de la Guardia Civil de Xàbia se procedió a la detención de estas dos personas.

La Guardia Civil recuerda que aunque este tipo de robos se suelen producir con mayor frecuencia en aglomeraciones de grandes ciudades y en periodos estacionales como el verano, lo cierto es que puede ocurrir en cualquier lugar y es conveniente estar alerta.

Para evitar este tipo de situaciones lo mejor es tener todas las pertenencias a la vista, y si además percibe un grupo de personas actuando de forma inusual alejarse en la medida de lo posible.

Las dos mujeres de 37 años y de 25 años de nacionalidad rumana han sido detenidas por la autoría de 11 delitos de hurto y estafa, y puestas a disposición judicial ante el Juzgado número 3 de Denia, quién decreto la puesta en libertad con cargos; la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes.