Los ingresos por covid en la Comunitat se multiplican por dos desde el inicio del toque de queda

El PP denuncia que las restricciones “no sirven para nada” sin más test y rastreadores

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, en rueda de prensa PPCV

El pasado 23 de octubre había 862 pacientes covid en los hospitales de la Comunitat Valenciana, de los cuales 131 estaban en la UCI. Ayer, casi un mes después de aquel día, en el que entró en vigor el toque de queda, la cifra de ingresados era de 1.789 personas, más del doble, de las cuales 312 están en la UCI.

Estas son las cifras que ha facilitado esta mañana la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, con el objetivo de destacar que las restricciones adoptadas hasta el momento, como el toque de queda o el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, “no han servido para nada”.

“Sin test de antígenos y más rastreadores, las medidas no sirven para nada”, ha reiterado Bonig, quien ha subrayado además que de los 500.000 test de antígenos que se compraron en octubre, hasta el momento se han hecho solo 23.870.

Ha culpado además al Consell de responsabilizar y criminalizar al sector de la hostelería cuando “se ha comprobado que la culpa de la falta de efectividad de las medidas es de la ausencia de test y de rastreadores".

La popular ha asegurado además que el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, “falta a la verdad” ya que el pasado 13 de julio anunció que se iba a incorporar una estación robotizada en La Fe que permitiría realizar 14.000 PCR o test de antígenos al día y en el último mes se han hecho 23.870. “Si lo que dijo fuera cierto, se habrían realizado 336.000 pruebas”.

“O era mentira lo de la estación o es un caos la Conselleria de Sanidad”.

El PP propone “realizar test de antígenos a toda la población, un rastreo eficaz, que los cierres perimetrales se hagan por departamentos de salud y que los farmacéuticos puedan realizar test”.

Según Bonig, ayer mismo el portavoz de Sanidad del PP en Les Corts, Juan José Zaplana, mantuvo una reunión con el Colegio de Farmacéuticos de la Comunitat en la que mostraron su disposición a realizar esta prueba, tal y como ya está sucediendo en Ourense (Galicia) y como ha solicitado Madrid y Barcelona.