El Ayuntamiento de Alicante modifica créditos para pagar el suelo de dos institutos

El PSPV ha prestado un voto de confianza al bipartito

Pleno del Ayuntamiento de AlicanteServicio Ilustrado (Automático) AYTO ALICANTE

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado de manera inicial hoy, en una sesión extraordinaria celebrada de forma telemática, la cuarta modificación de crédito del presupuesto municipal de 2020 por un importe de 11.811.573,17 euros.

La propuesta comprende la consignación de fondos para la adquisición de material de prevención sanitaria, para el refuerzo especial del servicio de limpieza en colegios, para compensar por el suelo ocupado para la ampliación de dos institutos y para cubrir el déficit generado en el servicio de transporte público en autobús por la caída del pasaje por la pandemia del coronavirus.

El ajuste contable ha prosperado con el apoyo de 23 ediles, gracias a los votos del equipo de gobierno (9 concejales de PP y 5 de Ciudadanos) y del PSPV-PSOE (otros nueve ediles), que ha prestado un voto de confianza al bipartito con la intención de que se pueda consensuar “asuntos de ciudad” como los presupuestos de 2021 ahora en fase de negociación política, según ha expresado el edil socialista Miguel Millana.

Por su parte, los dos ediles de Compromís y los dos representantes de Vox se han abstenido, mientras que los dos regidores de Unides Podem han votado en contra -la misma posición que manifestaron en la comisión de Hacienda, el pasado viernes- tras protagonizar el discurso más crítico del conjunto de los grupos de la oposición contra la gestión el bipartito.

La edil de Hacienda, la popular Lidia López, ha explicado que esta nueva modificación se acomete en atención a la emergencia extraordinaria ocasionada por la pandemia de la covid-19 y en base al acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 6 de octubre por el que se suspende la regla de gasto y estabilidad, entre 2019 y 2021, que no requiere aplicar el superávit a reducir endeudamiento y permite destinar el remanente de tesorería para gastos generales.

Así, ha concretado que la modificación permite destinar 1.057.000 euros para el suministro de mascarillas quirúrgicas para los colectivos más vulnerables, servicios esenciales y población en general y aplicar un refuerzo en la limpieza escolar por 968.000 euros.

Además, en cumplimiento del acuerdo de pleno de 25 de junio, se dota con 17.500 euros la convocatoria de un concurso de diseño y ejecución de una escultura memorial en recuerdo de los alicantinos que han fallecido a causa del virus y de las personas que están desarrollando funciones esenciales frente a la pandemia, así como para poner en valor el comportamiento ejemplar del pueblo de Alicante.

Al mismo tiempo, ha detallado el ajuste contable también incluye 656.134,45 euros para hacer frente al pago de las cuotas de urbanización del plan parcial PE/APA9, que corresponde asumir al ayuntamiento o la consignación de 4.811.068,95 euros para cubrir el déficit del transporte urbano, ante la falta de respuesta del Ejecutivo central al respecto.

Por último, ha señalado que se destinará 4.219.645,35 euros para abonar el justiprecio fijado por el Jurado Provincial de Expropiación Forzosa en compensación por los terrenos ocupados para llevar a cabo la ampliación de los IES Virgen del Remedio, Leonardo Da Vinci y varios adyacentes.

Los grupos de la oposición, por su parte, han coincidido en recriminar al bipartito el retraso en el planteamiento de la propuesta, así como la exclusión de la mayoría de las medidas pactadas en el seno de la comisión de la reconstrucción para paliar los efectos de la crisis del coronavirus.

El portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha sostenido que no compartía el contenido de la modificación puesto que, de hecho, su formación ya rechazó formar parte de sus negociaciones. Además, ha abundado en que el acuerdo planteado no se corresponde con la propuesta inicial. Con todo, ha justificado su abstención “por responsabilidad”, para no bloquear el funcionamiento municipal.

El líder de Compromís, Natxo Bellido, ha insistido en que el ajuste contable no atiende a las medidas pactadas por entidades sociales en la comisión de la reconstrucción, el pasado julio, y ha emplazado a PP y Cs a volver “al espíritu del diálogo y del consenso” que se instauró en el inicio de la pandemia para consensuar los próximos presupuestos municipales.

“Compromís se sentará en la mesa para formular propuestas y esperamos que esta vez sí sean tenidas en cuenta”, ha dicho.

La edil de Unides Podem Vanessa Romero ha sido especialmente crítica con el contenido de la modificación de crédito al recalcar que “no incorpora ninguna medida social” que permita reforzar la protección de la ciudadanía.

Ha insistido en que su formación seguirá planteando propuestas para forjar “un escudo social” con el planteamiento de iniciativas que también permitan el desarrollo de dotaciones sociales en los barrios o la transformación de la movilidad.

Por último, el socialista Miguel Millana, ha insistido en la necesidad de que PP y Cs apliquen los acuerdos pactados en la comisión de la reconstrucción y que adopten medidas públicas para reforzar al tejido productivo y relanzar la economía local. Así, ha justificado el respaldo del PSOE a la modificación de crédito como un gesto de “confianza” en la búsqueda del consenso.