El PP de Valencia tacha de “fracaso” la política de vivienda pública de Ribó y el PSPV

Acusa al Gobierno municipal de construir cuatro en cinco años y con alquileres sociales a 640 euros al mes

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José CataláLa RazónLa Razón

Las políticas de construcción de viviendas protección públicas y de puesta en disposición de viviendas con alquileres asequibles del gobierno de Ribó y el PSOE, “han resultado un rotundo fracaso”, ha valorado la portavoz del Grupo Popular, María José Catalá.

Según ha explicado, “este rotundo fracaso queda patente en los resultados de los distintos planes y programas puestos en marcha por parte del Ayuntamiento, de los que se desprende, como dato más escandaloso y contradictorio en relación con la etiqueta social que Ribó ha puesto a sus gobiernos en el consistorio, que tan sólo se han entregado en cinco años cuatro viviendas públicas”.

De esta manera, ha informado Catalá, del plan estratégico de la Vivienda 2018-2023, que tiene que ejecutar AUMSA, y que tiene programada la construcción de 327 viviendas públicas, sólo han entregado las llaves de 4 viviendas sociales en la zona de Tapinería.

En este sentido, ha desvelado que “desde que se aprobó el Plan Estratégico de Vivienda para la Ciudad de Valencia 2018-2023, no se ha reunido ni una sola vez la Mesa de seguimiento del plan, que además no se constituyó hasta diciembre de 2019”.

Por otro lado, del programa de compra de viviendas vacías del Ayuntamiento para alquileres sociales, dotado con un millón de euros, tan solo se han adquirido dos viviendas. “Con más de 57.000 viviendas vacías que hay en Valencia (datos plan vivienda Ayto 2017-2021),sólo consiguen adquirir 2 viviendas para reformarlas y ponerlas a disposición con alquileres sociales”, ha indicado.

Viviendas con alquiler asequible

“El fracaso de las políticas de vivienda social de Ribó y el PSOE queda también patente es la incapacidad demostrada para adjudicar la totalidad del presupuesto del programa municipal de reforma y alquiler de viviendas vacías (reviure)”, ha resaltado Catalá.

Cuando ya ha finalizado el plazo para presentar solicitudes en el programa reviure, quedan por adjudicar 160.000 euros de los 500.000 euros presupuestados, y sólo se ha adherido al mismo 17 propietarios de viviendas, que recibirán una ayuda para reformar de 20.000 euros.

De estas 17 viviendas, 3 de ellas saldrán con un alquiles de 640 euros al mes, “una cantidad para nada asequible para las personas y familias con dificultades económicas que necesitan apremiantemente una vivienda”, ha criticado Catalá.

Además, la promoción de viviendas de protección pública se hunden en Valencia por la falta de incentivos con tan sólo dos peticiones de licencias en 2020. Por ello, Catalá insiste en que las construcciones o rehabilitaciones de vivienda pública, tanto las de carácter social como las de protección oficial, dentro de las distintas unidades de ejecución de suelo urbanizable que hay en la ciudad, deberían ser una prioridad para el Ayuntamiento”

“En un momento como el actual, de paralización de la actividad económica por la crisis sanitaria, la construcción de estas viviendas asequibles es fundamental para dar respuesta a la necesidades sociales de la ciudad y para incentivar la creación de empleo”, ha concluido.