El Gobierno valenciano no descarta aplicar un confinamiento parcial en la Comunitat Valenciana

Oltra defiende que los colegios deben permanecer abiertos sin necesidad de adoptar medidas adicionales

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno valenciano
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno valencianoKai FörsterlingEFE

Negar que la situación de la pandemia en la Comunitat Valenciana es muy grave sería negar la evidencia. La portavoz y vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha reconocido que las cifras son preocupantes, tanto que no se puede descartar un confinamiento «parcial» en las próximas semanas.

Oltra ha admitido que en la última reunión de la comisión interdepartamental, celebrada el 5 de enero, hubo consellers que plantearon la posibilidad de pedir al Gobierno de España esta medida, que permite salir de casa para ir a estudiar o a trabajar y para hacer las compras de primera necesidad.

Esta restricción, ha indicado Oltra, únicamente la puede tomar el Ejecutivo central porque supone una restricción de los derechos fundamentales.

Sin embargo, «finalmente no se consideró que fuera algo que se tuviera que hacer en este momento». La gran duda está en qué llevó a los presentes a esta conclusión. Oltra ha rechazado dar más detalles al respecto y zanjó el asunto diciendo que no hubo un gran debate sobre este asunto.

Las tres patas de la pandemia

A estas alturas de la pandemia ya está muy claro qué papel juega cada partido del Consell en la adopción de medidas. Las diferencias se exhiben en público casi a diario y se justifican alegando que la pluralidad va ligada a los Gobiernos de coalición. El PSPV busca siempre una posición más moderada. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, insiste en que deben tomarse medidas de manera reflexiva para tratar de mantener cierta actividad económica. Su vicepresidenta, de Compromís, Mónica Oltra, reclama desde hace meses medidas más contundentes y Unides Podem, que hasta ahora se mantenía en un discreto segundo plano, defiende oficialmente que se decrete un confinamiento estricto durante tres semanas. Para Oltra, las diferentes posiciones son las mismas que están en la calle. Eso sí, ayer dejó bien claro que aunque todos las expresan, son la Conselleria de Sanidad y Presidencia, que son los que tienen las competencias, las que adoptan las resoluciones que «tienen a bien sacar».
Además, sobre el comunicado emitido por Unides Podem, en el que piden el cierre de los colegios, teletrabajo y dejar abiertos los comercios de primera necesidad, dijo que esta postura no se ha defendido en la Comisión Interdepartamental donde asiste vicepresidente, Rubén Martínez Dalmau, de Unides Podem.

En aquella reunión sí hubo «quorum» en que los colegios deben permanecer abiertos. Su cierre no está encima de la mesa. Aunque claro, no hay situación que pueda ser descartada totalmente.

Para esta pregunta sí llevaba respuesta preparada. Oltra ha mostrado un gráfico en el que se ve cómo los contagios aumentaban en los centros después de los puentes festivos. «Los niños se contagian menos en los colegios».

Ha insistido en que las aulas son espacios seguros y ha dado por buenas las medidas tomadas hasta ahora. De hecho, ha asegurado que el temporal es la única causa por la que se han suspendido las clases en 48 municipios. «Ocurre todos los años» y pasó por alto que el protocolo sanitario obliga a ventilar las clases aunque haga temperaturas bajo cero para reducir el riesgo de contagios.

La portavoz del Consell ha insistido un viernes más en que a día de hoy la única vacuna para la población general es «limitar nuestra vida a las cuestiones indispensables. Estudiar, trabajar comprar lo necesario y poco más». También ha pedido que este fin de semana no se viaje para ver la nieve.