Juzgan a una médica en Valencia por negarle auxilio a un anciano que falleció

La doctora se negó reiteradamente a acudir a casa del fallecido

Francisco Camps comparece como testigo en el juicio de Gürtel por la visita del Papa
Fachada de la Ciudad de la Justicia de Valencia FOTO: Enrique Palomares Europa Press

La Fiscalía pide la inhabilitación por tres años para ejercer su profesión para una médica de un centro de salud de Quart de Poblet (Valencia) a la que la Audiencia de Valencia juzga desde hoy por un delito de omisión del deber de asistencia sanitaria supuestamente cometido al no haber atendido a un paciente que se estaba ahogando en su domicilio y acabó muriendo.

El juicio, que ha comenzado esta mañana y se desarrollará a lo largo de la semana, se centra en unos hechos ocurridos en mayo de 2012, cuando, según la Fiscalía, la cuidadora del paciente, de cerca de noventa años de edad, llamó insistentemente al centro médico y solicitó asistencia urgente para el hombre.

El celador de guardia que cogió el teléfono avisó de forma reiterada a la facultativa acusada, pero ésta no se desplazó al domicilio del enfermo, ni activó ningún tipo de servicio médico para que fuera atendido, con evidente riesgo para su salud, siempre según la Fiscalía.

Otra doctora y una enfermera acudieron a la vivienda, tras una nueva llamada de la cuidadora, aunque al llegar el paciente ya había fallecido por insuficiencia respiratoria en el contexto de una enfermedad pulmonar obstructiva.

La defensa ha pedido al comienzo del juicio que se aplazara la vista porque no ha sido posible localizar a la cuidadora del anciano, pero el fiscal se ha opuesto, anunciando que comparecerá, entre otros testigos, la médica que finalmente auxilió al paciente.

La juez ha decidido no aplazar la vista, que continuará en próximos días, porque la cuidadora está en paradero desconocido. La defensa ha señalado que no hay prueba suficiente para atribuir ningún delito a la acusada, que es médica de familia desde hace 31-32 años.