Alcoy ordena el cierre de bares, centros sociales, casinos, parques y gimnasios

La alta incidencia de Covid obliga a la localidad alicantina y a otros municipios a extremar las restricciones

María José López Europa Press

La población de Alcoy y localidades vecinas como Cocentaina y Muro de Alcoy han extremado las restricciones ante la alta incidencia del coronavirus en esta zona del interior norte de la provincia de Alicante.

Alcoy es uno de los municipios alicantinos que la Generalitat incluyó en su lista de cierres perimetrales desde el pasado 7 de enero. Su incidencia ha sobrepasado los 1.806 casos por cada 100.000 habitantes y el Ayuntamiento continúa con las medidas de cierre de la hostelería, de centros sociales y deportivos, de casinos, de clubes y de gimnasios.

Además de las directrices marcadas por Sanidad, los parques y jardines de Alcoy permanecerán cerrados hasta el próximo día 20. A partir de esa fecha, el Consistorio y el Ejecutivo autonómico decidirán si se prolongan las restricciones o pasan a ser las mismas que en el resto de la Comunitat.

El alto número de nuevos positivos en la última actualización de datos ha obligado también a las localidades vecinas de Cocentaina y Muro de Alcoy a poner en marcha medidas adicionales a las impuestas por el Gobierno valenciano.

La alcaldesa de Cocentaina, Mireia Estepa, ha hecho público, a través de un vídeo en las redes sociales, que en la residencia de ancianos Domus Vi se han dado 47 casos positivos en residentes y cinco en trabajadores.

Estos 52 contagiados forman parte de los 105 acumulados en la población en las últimas dos semanas.

Por ese motivo, “se mantendrán cerrados la biblioteca, el polideportivo, las zonas de juego de los parques, el Centro Cultural El Teular y el Palau Comtal”, ha indicado Estepa, quien ha pedido que “la gente se quede en sus domicilios y solo vaya a trabajar, a comprar y al colegio”.

En Muro, el Ayuntamiento ha decidido asimismo cerrar el mercado exterior, las instalaciones deportivas, los parques, los jardines y los edificios municipales hasta el próximo día 27.

La población ha sumado en los últimos 14 días un total de 105 nuevos casos, que, como en Cocentaina, suponen alrededor de un tercio del total de positivos desde marzo pasado, cuando se inició en España la crisis sanitaria de la covid-19.

Mientras, en Castalla, otro de los municipios alicantinos incluidos en la lista de confinamiento perimetral desde el pasado día 7 por la Generalitat, hay 158 casos activos de Covid-19, es decir, 54 más que hace una semana, cuando había 104, y la incidencia acumulada alcanza los 1.560 positivos por cada 100.000 habitantes.

En un comunicado, el alcalde de Castalla, Antonio Bernabéu, ha declarado: “multiplicamos por varias veces los indicadores razonables de incidencia acumulada, situados en 250 casos, lo que nos da una idea del alarmante grado de contagios que tenemos en nuestro pueblo”.

Bernabéu ha recordado que la decisión de confinar perimetralmente el municipio fue adoptada por la Generalitat, después de “mucha reflexión por parte de las autoridades sanitarias, con el objetivo de proteger la salud de todos los ciudadanos de Castalla”.

Ha reiterado a los vecinos la necesidad de reducir al mínimo cualquier movimiento, “salvo que sea imprescindible”, por lo que les ha rogado que hagan “el sacrificio de confinarse en casa”.

También les ha pedido una vez más que cumplan estrictamente las medidas sanitarias para tratar de atajar la propagación de la pandemia.

Por su parte, la Policía Local, la Autonómica y la Guardia Civil, de forma coordinada, han cortado con vallas y sacas de arena las carreteras, vías y caminos de entrada a este término municipal, con el fin de mantener de la mejor manera posible el confinamiento decretado.

Cada día, entre las 6 y las 22 horas, los agentes realizan cerca de trescientas identificaciones en los dos únicos puntos de acceso verificados a Castalla.