Envío exprés de sal de Torrevieja para deshelar Madrid

Más de cien camiones han transportado más de 5.000 toneladas de sal

Las salinas de Torrevieja, que son la mayor explotación salinera de España
Las salinas de Torrevieja, que son la mayor explotación salinera de EspañaMORELLEFE

La ciudad de Madrid y otras poblaciones de comunidad autónoma han recibido en los últimos días más de 5.000 toneladas de sal desde la principal explotación salinera de España, en Torrevieja (Alicante), para el deshielo de carreteras y aceras tras el paso de la borrasca Filomena.

El director industrial de las salinas de Torrevieja, José Pérez, ha informado hoy a Efe de que el pasado lunes se envió el grueso de la sal, unas 3.500 toneladas a bordo de un centenar de camiones de gran capacidad llegados en un operativo extraordinario desde la capital de España.

Aunque en cantidades menores, el resto de días se ha enviado más sal a otras ciudades de la Comunidad de Madrid para totalizar hasta el momento las más de 5.000 toneladas, cuando aún no se cumple una semana de la histórica nevada.

El macroenvío de sal del pasado lunes se produjo a raíz de la mediación telefónica durante el fin de semana del presidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, con el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, ambos del PP.

Mazón y el alcalde de Torrevieja, el también popular Eduardo Dolón, agilizaron los trámites de adquisición de la cantidad extraordinaria de sal por parte de las autoridades madrileñas con la empresa privada que gestiona las salinas, lo que facilitó que en pocas horas se organizara el convoy de camiones para ayudar a paliar los graves efectos provocados por el paso de Filomena.

Las de Torrevieja son las salinas que más cantidad de sal producen de España y una de las principales de Europa con alrededor de 600.000 toneladas anuales de procedencia mixta, ya que tiene procedencia mineral (de la cercana población de Pinoso) y marina.

Una gran parte de esta producción se dirige al deshielo de carreteras tanto en el resto de España como en Europa y otros países, entre ellos Canadá y Estados Unidos, mientras que también se comercializa con fines alimentarios, sobre todo salazones, pan, pasta y embutidos, y para usos industriales.