Davó asegura que una facción de Podem quiere expulsarla como portavoz en Les Corts

La Ejecutiva de la formación morada en la Comunitat opta por Pilar Lima como síndica del grupo parlamentario

La portavoz del grupo de Unides - Podem, Naiara Davó
La portavoz del grupo de Unides - Podem, Naiara DavóManuel BruqueEFE

La portavoz de Unides Podem en Les Corts Valencianes, Naiara Davó, ha asegurado que una facción de la formación ha propuesto su cese como portavoz, una postura que a su juicio obedece a “intereses particulares y personalistas” y “pone en peligro” la estabilidad del Botànic.

El vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha lamentado en un tuit que la Ejecutiva de Podem pretenda destituir a Davó “para colocar en su lugar a Pilar Lima” y ha recordado que la militancia votó por diferenciar los espacios del partido y el parlamento, “y esa decisión debe respetarse”.

Davó ha recordado que en las primarias de Podem hubo un empate técnico y, tras un acuerdo, Pilar Lima sería portavoz adjunta del grupo y, ha dicho, Lima “siempre me defendió como síndica en junio y noviembre”.

Durante los últimos meses, según ha señalado en su cuenta de Twitter, “he liderado junto a diputadas y militancia iniciativas valientes: impuesto a los ricos, regulación de alquileres y la intervención de los precios de la luz, y he combatido a la extrema derecha a la que hoy algunos pretenden abrirle la puerta”.

Davó considera que emprender “una guerra interna suicida solo beneficia a la derecha corrupta”, y agradece a los militantes y concejales de Podem el apoyo que le están mostrando.

Martínez Dalmau ha manifestado esperar que las noticias sobre el posible cese de Naiara como síndica “no se confirmen” en el Consejo Ciudadano del próximo sábado.

En un contexto como el actual necesitamos centrar todos los esfuerzos de la organización en luchar contra la pandemia, todo lo demás denota una gran irresponsabilidad”, indica Dalmau, que añade que si se produce esa decisión, que “no ha sido tomada desde el consenso, sino desde la imposición”, abrirá “una crisis” en el partido y el grupo parlamentario.