Coronavirus

Puig pide ampliar el estado de alarma “si es necesario” porque las medidas de la Comunitat Valenciana “son insuficientes”

“La curva no baja”, ha reconocido, por lo que hacen falta medidas más restrictivas

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig FOTO: GVA GVA

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, se ha mostrado esta mañana partidario de “revisar” el actual decreto de estado de alarma para que se permita un confinamiento domiciliario, “si es necesario”.

Puig, que hasta ahora siempre ha insistido en que un encierro total como el de marzo sería la última medida a tomar por los graves efectos que conlleva, ha reconocido durante una entrevista en El Programa de Ana Rosa en Telecinco, que las “medidas en la Comunitat Valenciana están resultando insuficientes” y la “curva de contagios no baja”.

Cabe recordar que la Comunitat Valenciana es en este momento la que cuenta con una mayor presión hospitalaria y una de las peores Incidencias Acumuladas (IA) del país.

Con la petición al Gobierno de que contemple la posibilidad de un confinamiento domiciliario, la Comunitat Valenciana se une a otras regiones que llevan días insistiendo en esta necesidad, como la Región de Murcia o Andalucía.

Tras un acto con los empresarios y sindicatos, Puig ha dicho que durante esta semana se van a evaluar los datos epidemiológicos y a actuar en consecuencia, y ha insistido en que se haga un “cumplimiento estricto” de las medidas que existen, porque no se trata de hacer una “pirámide de grandes decisiones restrictivas” y que luego haya un “incumplimiento masivo”.

Preguntado por las peticiones de algunas comunidades autónomas de que el Gobierno cambie el decreto del estado de alarma para poder adelantar el toque de queda, ha opinado que en el próximo Consejo Interterritorial de Sanidad debería hacerse una evaluación entre el Gobierno y las autonomías para, desde la cogobernanza, ver si es necesario hacer otro planteamiento. Me parece que es razonable que se produzca esa discusión en el Consejo Interterritorial”, ha afirmado Puig, quien ha defendido la capacidad de “interactuación” entre las comunidades y el Gobierno y que desde el diálogo se busque una “solución positiva”, sabiendo que no hay un “recetario” ante la pandemia.

A su juicio, ahora “no es momento de confrontación ni de partidismo, es momento de unidad de acción para conseguir superar la pandemia”, para la que nadie tiene “respuestas mágicas”, por lo que hay que actuar con “la máximo humildad e intentar sumar”.

El president ha defendido en una rueda de prensa que en este momento “más que nunca”, cuando “el estrés” tanto hospitalario como del sistema sanitario valenciano es “importante”, es necesaria la corresponsabilidad individual, porque cada decisión personal es “más trascendente”.

Ha recordado que si se tienen síntomas compatibles con la covid o si se ha estado en contacto con algún positivo hay que confinarse antes de tener el resultado de la PCR, y ha admitido que hay que procurar que las PCR se hagan “lo más rápidamente posible”, ya que en estos momentos el nivel de contagios puede conllevar “retrasos”.

”En absoluto abdico de la responsabilidad de la Generalitat, ni de la mía personal ni política”, ha aseverado el president, quien ha afirmado que hay cosas que se tienen que hacer “mejor y de la manera más eficaz posible”.

Puig ha insistido en que en estos momentos la relación social debe ser la “imprescindible”, y si se produce tiene que ser al aire libre o con distancia física, ya que el 56 por ciento de los contagios se producen “en el ámbito domiciliario o de la estricta intimidad”.

Respecto a los alcaldes que llaman a sus vecinos a que se autoconfinen, el president ha afirmado que le parece “positivo”, porque el objetivo es sumar, que no haya “confrontación estéril, partidismo ni miradas cortas”, ya que este es un momento “excepcional” y se necesitan respuestas “excepcionales y basadas en la unidad, la coordinación y la buena voluntad”.