Una empresa emergente diseña un cubretartas para soplar las velas sin peligro de contagiar a nadie

Las ha repartido gratis a más de cien residencias en la Comunitat para que los mayores puedan seguir celebrando sus cumpleaños

Un  anciano de 96 años sopla las velas con total seguridad en una residencia valenciana
Un anciano de 96 años sopla las velas con total seguridad en una residencia valencianaLa RazónPandemia

La empresa emergente Safecake ha diseñado un cubretartas para poder soplar las velas de cumpleaños sin ningún tipo de riesgo ya que la funda plástica protectora cubre totalmenbte la tarta, y las velas se sitúan en la parte superior, por fuera, y pueden ser sopladas sin que ninguna gota de saliva pueda llegar a la tarta. Luego ésta se descubre y se consume con normalidad.

Vicente Blanch, director gerente de Safecake, ha explicado a LA RAZÓN que están distribuyendo estos utensilios gratuitamente en todas las residencias de la Comuniatt Valenciana. “Lamentablemente las residencias de ancianos han sido protagonistas durante este último año por los estragos que ha ocasionado la Covid-19. Las personas mayores han sido las grandes damnificadas de la pandemia y, en solidaridad con ellas, desde Cubretartas hemos decidido tener un detalle con nuestros mayores. Por ese motivo, hemos llegado a un acuerdo con una empresa farmacéutica valenciana para distribuir Cubretartas en torno a cien residencias de la Comunidad Valenciana bajo el lema ‘Un soplo a la vida’”.

Blanch explica que “en las residencias, las personas internas también cumplen años, un evento que a todos nos gusta celebrar incluso en tiempos difíciles. Para que puedan celebrarlo, les ofrecemos el Cubretartas y así, en el momento de soplar las velas, no caiga sobre el alimento ningún tipo de virus ni de bacteria”.

Esta iniciativa es puramente humanitaria, sin coste alguno para las residencias, con el único objetivo de garantizar la seguridad de nuestros mayores en las celebraciones.

El director gerente de esta empresa solidaria concluye que “estoy encantado de haber podido ayudar a que los residentes de estas residencias puedan celebrar sus cumpleaños con sus compañeros ya que por desgracia no pueden estar con sus familiares y celebrarlo como les hubiese gustado. Para mi es todo un honor cuando recibimos las fotos de estas personas con una sonrisa de oreja a oreja, soplando las velas. Además, estaríamos encantados de si alguna residencia de fuera de la Comunitat Valenciana quiere que le enviemos un cubretartas, se lo envíamos sin coste alguno a cualquier punto de España”.