Ribó admite que no se tuvo en cuenta que los Reyes Magos entraban por una plaza llena

Señala que fue “el único fallo en el protocolo” de la cabalgata

El alcalde de València, Joan Ribó, en una rueda de prensa
El alcalde de València, Joan Ribó, en una rueda de prensaAYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado este jueves que lo único que falló en el protocolo para la llegada de los Reyes Magos al Ayuntamiento fue no tener en cuenta que esa llegada se hacía por una plaza en la que, durante esos días, había mucha gente.

Ribó ha contestado así, tras participar en la mesa institucional sobre ayudas públicas del Plan Resiste en el Palau de la Generalitat, al ser preguntado por los fallos de protocolo que hubo el pasado 5 de enero en la recepción a lo Reyes Magos en el Consistorio, que provocaron la aglomeración de gente ante el Ayuntamiento.

Para Ribó el fallo “está claro”, no se tuvo en cuenta que los Reyes Magos “entraban en una plaza en la que, si se miran fotos de los días anteriores, había ya mucha gente por una serie de actividades”.

”Que entraran por la puerta grande y vallar” la zona no produjo que llegara más gente, sino que la que ya estaba en la plaza se concentrara en una zona determinada, ha defendido.

Según Ribó, el fallo fue no tener en cuenta esto, y ha señalado que en vez de haber programado la entrada por la puerta principal del Consistorio, “se podría haber hecho por la puerta de atrás”.