La Audiencia archiva definitivamente la causa contra Joan Baldoví por un delito urbanístico

Señala que el Ayuntamiento actuó “de acuerdo a la legalidad”

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.
El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha archivado definitivamente la causa contra el portavoz de Compromís en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví, y la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, a los que se les atribuyó en 2007 no haber acatado las órdenes de paralización y demolición de unas obras que fueron declaradas ilegales cuando Baldoví era alcalde de Sueca.

El juzgado considera que no existe ningún indicio del delito investigado, ya que queda probado que el Ayuntamiento encabezado por Baldoví se ajustó en todo momento “a la legalidad y las resoluciones judiciales que le afectaban”, aunque reconoce que sí podría haber actuado con mayor celeridad “cuestión que no es objeto de las presentes diligencias”.

La resolución dictada por la Audiencia Provincial es firme y no cabe recurso contra ella. El año pasado el Juzgado de Sueca ya decretó el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones, como también hizo Fiscalía, donde los denunciantes también presentaron una denuncia.

Baldoví ha celebrado el archivo definitivo de la causa: " Siempre tuve la conciencia muy tranquila. Hoy más que nunca la justicia nos ha dado la razón a aquellos nos teníamos que comer titulares poco agradables cuando nunca hicimos nada que nos pudiera avergonzar”.

“Hoy termina una batalla judicial absurda y se demuestra que tanto Tamarit como yo siempre hemos defendido, por encima de todo y de todos, los intereses de nuestro pueblo, Sueca”, ha explicado el diputado de Compromís.

Por su parte, Tamarit agradece que en la sentencia se condene a los recurrentes a pagar las costas del juicio por su “temeridad” al incluirla en un proceso judicial en el que no tenia ninguna competencia al respecto: “Me alegra que la Audiencia Provincial haya sido tan contundente condenando el comportamiento ‘temerario’ de los denunciantes, se ha demostrado que mi implicación en este caso era solo por razones políticas que nada tienen que ver con el supuesto incumplimiento de la legalidad”.