El alcalde de la Nucía asegura que se vacunó por orden de la responsable de Salud Pública

Insiste en que recibió la primera dosis por ser médico de atención primaria y que también la recibieron dos guardias civiles

El alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, en el centro
El alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, en el centro

El alcalde de La Nucía, Bernabé Cano (PP), ha defendido su vacunación contra la covid-19 el pasado día 6 de enero en una residencia y ha afirmado que recibió la dosis “como médico de Atención Primaria” por decisión de la persona delegada de Salud Pública que se encontraba allí en ese momento.

Cano, que es también diputado provincial, ha hecho estas consideraciones durante el pleno municipal, en el que la portavoz socialista, Pepa Ivorra, ha pedido su dimisión, mientras que el portavoz de Ciudadanos (Cs), Rafael Congost, le ha reclamado explicaciones públicas. Además, el pleno de la Diputación de Alicante ha acordado retirarle las competencias.

El regidor popular ha asegurado que se vacunó “con la autorización de la responsable de Salud Pública” que se encontraba en la residencia en aquel momento, que fue la persona que le permitió acceder al hall de la instalación “y no a la zona de pacientes”.

Cano ha derivado toda la responsabilidad en la persona delegada de Salud Pública que estaba “en ese momento, en ese puesto y en esa hora” en la residencia geriátrica.

Ha reiterado que la decisión fue tomada “única y exclusivamente” por esa persona delegada de Salud Pública y ha rechazado haberse aprovechado de su cargo.

Cano ha señalado en el pleno que, cuando estaba en el centro geriátrico, “sobraron tres dosis y fue esa persona la que tomó la decisión de que se vacunaran los dos guardias civiles que estaban allí” y él, “como médico de Atención Primaria, que así figura en la ficha de Conselleria”.

El alcalde es médico de Atención Primaria, con plaza en el centro de salud de La Nucía, aunque no ejerce por encontrarse en excedencia desde hace más de 20 años.

Cano ha insistido en que nunca se aprovechó de su cargo, porque ya pasó “el Covid en agosto” pasado, y ha alegado que “si hay un fallo en el protocolo, la responsabilidad es de Salud Pública”, no suya.

”Yo solo acato su decisión”, ha manifestado el regidor, quien, de cualquier forma, ha pedido disculpas “a las personas que hayan podido sentirse molestas”.