Transparencia se une al Síndic en la petición a Ribó de que informe sobre las negociaciones de Feria Valencia

El PP pide un proyecto tractor para Feria Valencia en el marco del programa de recuperación y resiliencia

Imagen del exterior de uno de los recintos de Feria Valencia
Imagen del exterior de uno de los recintos de Feria Valencia

El PP ha dado a conocer hoy la resolución del Consell de Transparencia que falla contra el alcalde Ribó, y le obliga a entregar a la portavoz del PP todos los acuerdos e informes de las negociaciones de Ayuntamiento y Generalitat. Es la segunda resolución que pone en entredicho la opacidad del Gobierno de Ribó y PSOE, ya que en un primer momento fue el Síndic de Greuges quien instó al alcalde a entregar la documentación.

En su resolución falla en contra de Ribó y recoge estimar la reclamación presentada por María José Catalá reconociendo el acceso a la información solicitada en el plazo máximo de un mes desde que se notifica esta resolución.

El PP en el Ayuntamiento de Valencia ha advertido que “si Valencia pierde la titularidad de la Feria será un auténtico peligro para los intereses de la ciudad y un gran fracaso del Gobierno de Ribó y PSOE. Con esta claudicación ante el Gobierno de Puig y Oltra, Ribó pierde todo su peso político, pero lo grave es que lo pierde la ciudad de Valencia”.

El PP ha advertido que el alcalde Ribó y sus socios el PSOE incumplen su protocolo de intenciones firmado en 2017 que preveía la concesión demanial con la Generalitat, donde no se contemplaba la cesión de la propiedad de la Feria de Valencia, pero que con la mutación demanial se pierde la titularidad de la Feria tanto el suelo como su vuelo. “Queremos que nos aclare Ribó, o que lo haga a la ciudadanía, el cambio de criterio para cambiar de figura de concesión demanial a la de mutación demanial y saber por qué este alcalde, de forma inédita, decide perder el suelo hasta 2051 cuando hay otras opciones”, ha señalado Catalá.

Catalá ha asegurado que con este acuerdo “el Gobierno de la Generalitat ni ha entendido ni quiere a la ciudad, ni su alcalde está dispuesto a defenderla. Nosotros queremos defenderla y por eso pensamos que hoy no se puede vender como un éxito, sino como el gran fracaso del Gobierno de Ribó y PSOE”.

“Con Ribó nos roban la cartera todas las mañanas, nos han quemado el coche y ahora mismo la Generalitat le vamos a dar las llaves de la casa para que se cierre por dentro. Me pregunto si eso es mantener el patrimonio de esta ciudad”, ha manifestado Catalá.

Catalá ha pedido que el Ayuntamiento “mantenga el control de la Feria y que Ribó aclare cuál será el papel de esa posición. Si Ribó pierde la titularidad, pasará a la historia como el alcalde que perdió la Feria sino que va demostrar lo poco que quiere a esta ciudad”.

La figura que pretende imponer la Generalitat al Ayuntamiento es una mutación demanial de la Feria. Esto, como explicaron los concejales del PP, “no garantiza el retorno de la misma, ya que con este tipo de cesión no prevé que cuando se devuelva al Ayuntamiento este en la misma situación y podríamos encontrarnos por ejemplo que esté quiebra, que los terrenos y edificios estén hipotecados o que se cambie el uso de la misma”. Por ello desde el PP se propone que se cumpla el protocolo que preveía la concesión demanial gratuita. Esta solución era viable y sólo preveía la cesión del uso, pero nunca de los terrenos ni los edificios.

Los populares proponen una comisión donde estén todos los grupos para decidir el mejor futuro de Feria Valencia. El PP pide que se mantenga la titularidad y que el Ayuntamiento de Valencia se garantice el control de Feria Valencia manteniendo la presidencia de la misma. Que el Ayuntamiento mantenga una posición de control sobre el futuro de Feria.

Sin plan para Feria de la Generalitat

El diputado y portavoz de Industria en el Grupo Popular, Felipe Carrasco, ha explicado que, junto a María José Catalá, han presentado una proposición no de ley instando al Consell a desarrollar un proyecto tractor para Feria Valencia en el marco del programa de recuperación y resiliencia del plan Next Generation EU, basado en reforzar y mejorar su competitividad mediante el desarrollo de su digitalización, eficiencia energética, y la modernización de las infraestructuras.

“El Botànic no tiene un plan para la Feria en la postpandemia. Otros países como Alemania o Escocia están apostando por sus ferias, invirtiendo mediante fondos europeos o fondos propios en la digitalización y modernización de sus recintos. El Botànic está sólo centrado en sus peleas entre dos consellerias de distinto signo y nadie está pensando en el futuro de Feria que es un instrumento fundamental para el tejido empresarial y sobre todo para nuestras pymes” ha afirmado Carrasco.