La Generalitat valenciana condiciona la reapertura de las terrazas a la buena evolución de la pandemia

El presidente pide prudencia y recuerda que una cuarta ola podría complicar la salida de la pandemia

La hostelería de la Comunitat Valenciana se encuentra cerrada desde el pasado 21 de enero
La hostelería de la Comunitat Valenciana se encuentra cerrada desde el pasado 21 de eneroBIEL ALIÑOEFE

Prudencia y responsabilidad. Son las palabras clave para el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, a la hora de planificar la tan esperada desescalada en la región. El jefe del Consell ha desmentido que el próximo 1 de marzo se vaya a producir la reapertura de las terrazas en la región -tal y como han publicado varios medios de comunicación hoy- y ha señalado que las decisiones se irán adoptando a lo largo de esta semana en función de la evolución de la pandemia.

“Lógicamente, si la evolución de la pandemia sigue siendo positiva, se levantarán algunas restricciones, pero no hay ninguna decisión tomada”, ha insistido, y ha emplazado a la reunión de la Comisión Interdepartamental del próximo jueves, donde se anunciarán las novedades a este respecto.

“La incidencia acumulada en la Comunitat Valenciana ha descendido más de 1.000 puntos en unas semanas, estamos en 300, pero el objetivo es llegar a 50″, ha subrayado el presidente, para insistir en que “estamos en el seno de la pandemia”. Además, ha destacado que “todavía hay 1.500 personas hospitalizadas, y casi 500 en la UCI, algo que no podemos olvidar”.

El presidente ha querido poner el foco en que la presencia de la cepa británica y la posibilidad de una cuarta ola “podría complicar la salida de la pandemia”, por lo que ha insistido en pedir prudencia. “No podemos desaprovechar todos los esfuerzos que hemos hecho, tenemos que insistir en el escenario de mejora que hemos conseguido”, ha indicado.

Con respecto a la posibilidad de eliminar el cierre perimetral con algunas comunidades autónomas de cara a la Semana Santa, Puig ha señalado que su pretensión es que se alcance un consenso entre todas las regiones. “Me gustaría que hubiera un acuerdo territorial para no facilitar la movilidad hasta que no haya una garantía de superación de la pandemia”.

Obsesión: la vacunación

Preguntado por la vacunación masiva, el presidente ha señalado que esta semana será crucial y supondrá un gran empuje en el proceso de vacunación con la llegada de 100.000 dosis, que se destinarán a las personas dependientes y mayores de 90 años para empezar a continuación con los mayores de 80 años.