El alquiler de viviendas turísticas en la ciudad de Valencia pierde 53,7 millones en 2020

En comparación con Alicante o Benidorm, Valencia es el destino más perjudicado por la pandemia

Turismo en tiempos de COVID-19
Un grupo de turistas recorre la plaza de la virgen de Valencia en agosto del año pasadoAna EscobarEFE

La ciudad de València desciende un 58,2 por ciento en recaudación de ingresos, experimentando pérdidas de más de 53,7 millones de euros, siendo casi 48 millones pertenecientes a las casas enteras.

Así lo desvela un informe hecho público hoy por la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana (Hosbec), según el cual los meses de mayor pérdida respecto a 2019 son los comprendidos entre julio y septiembre, donde la merma alcanza los 21 millones de euros.

La comparativa frente a destinos como Alicante ciudad o Benidorm, muestran a València como el destino más perjudicado en materia de ingresos respecto al año anterior.

La tarifa media diaria (ADR) durante 2020 ha oscilado entre lo 72€ y los 85€ para las casas enteras y entre 23€ y 28€ en las habitaciones privadas. Tarifas que, curiosamente, se han mantenido estables en relación al pasado año siendo en ocasiones superiores. No obstante, lo meses de verano que coinciden con los datos de ocupación más álgidos, las tarifas medias son ligeramente inferiores a las registradas en 2019.

Tal y como explica el informe, la ventana de reserva de la ciudad oscila entre los 114 y lo 55 días realizándose, sobre todo, a partir del mes de julio el mayor volumen de reservas durante la semana previa al viaje. En materia de ocupación marzo de 2020 supone un punto de inflexión, a partir del cual no se vuelven a superar los datos registrados en el año anterior. Hasta el punto en que febrero es el mes, tanto para las habitaciones privadas como las casas enteras, que mejor dato anota con un 61% y 68% respectivamente.