Compromís y PSOE impiden reprobar a Ribó por críticar a la Policía

El alcalde declara ahora que no está en contra de la Policía sino que pide unos protocolos claros para el Cuerpo

El PP dio voz al sindicato de la Policía Nacional JUPOL en el pleno del Ayuntamiento celebrado ayer
El PP dio voz al sindicato de la Policía Nacional JUPOL en el pleno del Ayuntamiento celebrado ayer AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, volvió a negarse por tercera vez a rectificar sus declaraciones contra la actuación de la Policía Nacional en las noches de disturbios que se vivieron en la ciudad de Valencia. Compromís y PSOE se unieron en su defensa y rechazaron la moción del PP que pedía la reprobación del alcalde por sus declaraciones, así como una defensa clara de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El alcalde no habló y dejó su defensa en manos del vicealcalde, por lo que la portavoz del PP, María José Catalá, lo calificó que «cobarde».

El PP dio voz al sindicato de la Policía Nacional JUPOL en el pleno, cuyo representante defendió la actuación de los agentes y pidieron al alcalde que rectificara o dimitiera.

Catalá reclamó a Ribó su dimisión pues «Valencia no merece tener un alcalde que va todos los días acompañado, defendido y escoltado por las Fuerzas de Seguridad, y al mismo tiempo criticar la acción de la Policía Nacional en una manifestación no autorizada convocada por un grupo colegas del alcalde y que decían en su convocatoria que había que quemar las calles de la ciudad».

La moción del PP, que Ribó y sus socios del PSOE impidieron votar, pedía «condenar los actos violentos que han provocado grupos de manifestantes en diferentes Ciudades españolas, entre ellas Valencia, durante las protestas convocadas para exigir la libertad del delincuente Pablo Hasel».

Otro de los puntos era «mostrar el rechazo a las peticiones de indultos para personas condenadas por enaltecimiento de terrorismo. Respetar las sentencias judiciales y la separación de poderes de nuestro país. Reiterar el compromiso de este Ayuntamiento con la calidad democrática de España y con los valores propugnados por nuestro Estado de Derecho».

Anteriormente al Pleno, Ribó intentó modificar sus manifestaciones afirmando que «en ningún momento habló contra la Policía, sino que reclamo un protocolo claro para este Cuerpo como el de Bomberos ante cualquier incendio. Quien plantea esto no se ha leído mi tuit».

Asimismo, subrayó que había observado «cierta desproporción en las actuaciones policiales respecto a lo que se hizo. Una actuación desproporcionada de la Policía Nacional no aumenta la seguridad. Aumenta la crispación social de forma gratuita».

«Lo que pedimos es que se establezcan claramente unos protocolos, como los Bomberos ante cualquier incendio, que den garantías a los ciudadanos que se manifiestan y sobre todo a las unidades de Policía que han de defender el bienestar, la paz y la tranquilidad».