Un decreto, la única vía de la Generalitat para imponer los días festivos en Fallas y Magdalena

Educación no ha recibido notificación de ningún municipio que haya atendido la petición de la Generalitat

Las vacaciones escolares se mantienen en Valencia a pesar de la anulación de las Fallas
Las vacaciones escolares se mantienen en Valencia a pesar de la anulación de las FallasKai FörsterlingEFE

Un decreto. Este es el mecanismo legal que tiene la Generalitat valenciana para hacer efectiva la recomendación que hizo la semana pasada el presidente Ximo Puig a los consejos escolares para que aplazasen las vacaciones previstas con motivo de las Fallas y la Magdalena. El jefe del Consell argumentó que se debía a motivos de salud pública y posteriormente la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, insistió en que no debe haber ambiente festivo en las calles, entre otras razones, porque están suspendidas todas las fiestas por la covid.

El Consejo Escolar de Valencia ha rechazado la propuesta realizada por el Ayuntamiento de Valencia que ha tratado de buscar una posición intermedia y pedir a los colegios que abriesen dos días más (16 y 17 de marzo) y que sí continuase siendo festivo el día 18. No obstante, ni con esas ha logrado el apoyo de este organismo de carácter consultivo. El “no” ha ganado por mayoría aplastante. Ha habido 22 votos en contra de modificar el calendario y 7 a favor.

Es decir, los colegios estarán cerrados desde el día 16 hasta el 21 de marzo. Este año, el calendario había sido generoso con las Fallas.

Fuentes del sector educativo, confirmaron a este diario que la norma indica que el Ayuntamiento podría adoptar otra decisión, aunque nada hace pensar que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, vaya a optar por la imposición.

En Castellón, el Consejo Escolar incluso rechazó tratar esta cuestión alegando que no era urgente y, por tanto, se mantienen las fiestas previstas, del 9 al 12 de marzo, cuatro días que, sumados al fin de semana convierten también las “no” Magdalena en un macropuente.

Ante esta situación, la única vía para revocar esta decisión es que la Generalitat emita un decreto que transforme esta recomendación en obligación. No obstante, esta opción es altamente improbable. El presidente Puig insistió ayer en que se decidió hacer una recomendación porque se entendió que desde el punto de vista jurídico era la vía adecuada. “Siempre he apelado a la corresponsabilidad institucional y responsabilidad individual y hay espacios de decisión que corresponden a otras instituciones”.

En este sentido, ha insistido en que la recomendación realizada era la que se trasladó desde Salud Pública. “Seguro que hay otras formas de pensar. Solo pido que haya la máxima responsabilidad porque no hay fiestas. Ahora estamos mejor gracias al comportamiento de los valencianos”.

Desde la Conselleria de Educación insisten en que son totalmente ajenos a esta polémica. Explican que son los consejos escolares los que ya decidieron los tres días festivos de designación municipal que les corresponden , que los notificaron en su día y que ahora lo único que tienen que recibir es sí se produce algún cambio sobre lo acordado. Es más, ni siquiera han podido facilitar a este diario la cifra de cuántos municipios se encontrarían en esta situación. De momento, está confirmado que Castellón, Valencia y también Gandia mantienen el calendario lectivo previsto y Educación no ha recibido noticias de ningún municipio que haya hecho caso a la recomendación de la Generalitat.