Toni Cantó deja su acta como diputado en el Parlamento valenciano

Arrimadas le había incluido en la Ejecutiva, junto al portavoz del partido en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner

El coordinador de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó a su llegada a la sede del partido este lunes donde se celebra la Ejecutiva Nacional
El coordinador de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó a su llegada a la sede del partido este lunes donde se celebra la Ejecutiva NacionalEmilio NaranjoEFE

Toni Cantó dejará su acta en Les Corts Valencianes. La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, le había incluido en su Ejecutiva, con el objetivo de contener la desbandada tras las operación de la moción de censura en la Región de Murcia. Sin embargo, a la salida de esta reunión Cantó ha anunciado que dimitía de este cargo, de coordinador del partido en la Comunitat Valenciana y también renunciaba a su acta. Se descartaba así que siguiese trabajando como diputado desde el grupo mixto, tal y como ya ocurrió en la pasada legislatura con el grupo del Agermanats.

Arrimadas también ha propuesto a otro valenciano el portavoz en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner.

El coordinador de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, había querido esperar a la Ejecutiva para dar su opinión sobre la moción de censura en la Región de Murcia. No obstante, ya dejó ver que él no estaba de acuerdo con esta decisión. Durante la que sería su última intervención en defendió las buenas políticas desarrolladas en la Comunidad de Madrid, “donde cogobernábamos”. A continuación,  levantó la vista del atril para mirar hacia la bancada popular y ha dicho: “Como decía Pío Cabanillas, cuerpo a tierra, que vienen los nuestros”.

El líder de Ciudadanos, Toni Cantó, ya había expresado el día anterior su malestar en redes sociales por la actuación de Arrimadas.

“Cualquiera que me conozca puede imaginar qué pienso de la decisión que ha tomado mi partido en Murcia y de las consecuencias que eso acarrea. Como gran parte de la ejecutiva, no era conocedor de esta decisión. He pedido una convocatoria urgente para trasladar allí mi opinión”.

La propuesta de Arrimadas, según ha explicado durante la reunión de la Ejecutiva Nacional, es “conformar una permanente de concentración” ante los retos que tiene el partido por delante, han informado fuentes de Cs.

Una remodelación fallida

Con esta remodelación, Arrimadas esperaba contener la desbandada de cargos al PP y frenar el creciente malestar de muchos dirigentes, entre ellos el del coordinador de la Comunitat Valenciana, Toni Canto, el del vicepresidente andaluz, Juan Marín, o el de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Edmundo Bal, que sí estaba en el “núcleo duro” de Arrimadas, asume la portavocía del partido, en sustitución de Melisa Rodríguez, que se queda como su adjunta.

Marina Bravo continúa como secretaria general aunque hasta ahora su papel estaba muy desdibujado, y también sigue Borja González, secretario de Organización.

Y entran como nuevos miembros Ignacio Aguado, Toni Cantó, Begoña Villacís, Juan Marín, el diputado en el Parlamento Europeo, Jordi Cañas; el coordinador de Aragón, Daniel García, los diputados del Congreso, Guillermo Díaz y Sara Jiménez, y el portavoz en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner.

Carlos Cuadrado, hasta ahora vicesecretario general, y José María Espejo, su adjunto, se apartan de sus responsabilidades, pero continúan en esta nueva ejecutiva permanente. Falta por conocer las responsabilidades que tendrán hora cada uno en este nuevo equipo naranja que Arrimadas ha propuesto y que previsiblemente contará con el aval de la Ejecutiva nacional.