Las acusaciones del caso de Marta Calvo encargan un perfil psicológico del supuesto asesino

Jorge Ignacio P.J. se encuentra en prisión preventiva desde diciembre de 2019

Cartel publicado tras la desaparición de Marta Calvo
Cartel publicado tras la desaparición de Marta CalvoSOSDESAPARECIDO

Las acusaciones personadas en el caso de los supuestos asesinatos de Marta Calvo y otras dos jóvenes han encargado un informe psicológico del principal sospechoso, Jorge Ignacio P.J., en prisión preventiva desde diciembre de 2019.

Según han informado a EFE fuentes del caso, los letrados de las víctimas mortales y de otras mujeres que fueron víctimas de posibles envenenamientos por parte del acusado tienen intención de adjuntar este perfil a la causa que investiga el Juzgado de Instrucción 20 de Valencia.

Dicho perfil ha sido encargado al catedrático de Criminología de la Universitat de València, Vicente Garrido, un reconocido especialista en la materia, que ha elaborado un gran número de dictámenes similares.

De forma paralela, el equipo de psicólogos del Instituto de Medicina Legal de Valencia ha pedido entrevistarse con el sospechoso para estudiar posibles patologías en su conducta.

El autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo y sospechoso de su asesinato, Jorge Ignacio P.J., deberá comparecer el próximo martes en el juzgado para escuchar la imputación de nuevos delitos, narcotráfico y agresión sexual, que le atribuyen tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares.

Jorge Ignacio P.J. es de origen colombiano, tiene antecedentes por narcotráfico y se encontraba en situación irregular en España cuando supuestamente cometió el crimen, en noviembre de 2019 en la localidad valenciana de Manuel.

Está investigado por el fallecimiento de Marta Calvo y otras dos mujeres (Arlene y Lady Marcela, ambas en la ciudad de València), además de una tentativa de homicidio; y ha sido denunciado por otras chicas por la práctica de relaciones sexuales con cocaína, una sustancia que pudo haber sido determinante en la intoxicación fatal de las jóvenes.

Tras las últimas declaraciones testificales que se produjeron a finales del pasado mes de diciembre, la Fiscalía reclamó que el sospechoso fuese investigado también por delitos contra la salud pública, por la droga implicada en los distintos hechos, intento de homicidio y omisión de socorro; mientras que el resto de acusaciones le atribuyeron también los delitos de daños morales, agresión sexual y profanación del cadáver de Marta.

Las nuevas imputaciones tienen su origen en lo declarado por las chicas que mantuvieron encuentros con el sospechoso y que aseguraron haber sido drogadas.

Por ello, los letrados de las acusaciones particulares consideran que Jorge Ignacio P.J. es responsable, además, de al menos cuatro delitos de agresión sexual y otros tantos de narcotráfico.

El detenido, que se entregó el 4 de diciembre de 2019 en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent (Valencia), sostiene que la muerte de Marta Calvo fue “un accidente” tras haber mantenido una relación sexual con consumo de cocaína, y que procedió a desmembrar el cuerpo, cuyas partes distribuyó en varios contenedores.

Tras ocho meses de búsqueda y miles de toneladas de basura revisadas, la Guardia Civil -y el personal contratado para ello- no halló ningún resto humano en el vertedero de Dos Aguas, que recibe los contenedores de l’Olleria y Alzira, donde supuestamente el autor confeso del crimen arrojó los restos del cuerpo de la joven.

El Juzgado de Instrucción número 20 de Valencia escuchó el pasado mes de diciembre el testimonio de varias víctimas de Jorge Ignacio P.J., que relataron cómo este hombre hacía un uso desmesurado de cocaína en sus relaciones sexuales con ellas, en ocasiones sin conocimiento siquiera de las mujeres, y de forma sorpresiva, tratando de introducirla en sus genitales.

El uso de estas sustancias -tanto de la cocaína por vía anal o vaginal como la droga desconocida que se sospecha que pudo introducir en las bebidas- hicieron perder la consciencia a varias de sus víctimas, según su relato en sede judicial.